_MG_7101

José Manuel García-Margallo justifica no haber hecho pública una postura sobre la intervención militar española en Siria por el hecho de que "no hay una petición formal" de Francia para solicitarla. En un contacto informativo en la presentación de su libro Todos los cielos conducen a España en el hotel Casa Fuster, el ministro de Asuntos Exteriores ha sido tajante en que "en absoluto" incide el calendario electoral. Ha dicho que buscan el acuerdo de todas las fuerzas políticas para consensuar una postura y recuerda que la intervención "se podría aprobar en la Diputación Permanente del Congreso", antes de las elecciones.

Eso es lo que teme Podemos, que ha convocado una manifestación contra los bombardeos y la intervención militar en Siria para el sábado 28 de noviembre, bajo el lema "No en mi nombre". Margallo ha querido dejar claro a los convocantes que "al Daesh no se le gana con eslóganes" y lo ha comparado con el nazismo, al cual ha recordado que sólo se pudo vencer vía militar.

Conversaciones de paz

"Al Daesh se le gana con dos frentes: militar y político". Con respecto al militar, ha recordado que en Siria hay suficiente contingente militar para hacerse con el control del territorio. En la vertiente política, ha celebrado el estado de las negociaciones derivadas de la cumbre de Viena, y se ha mostrado de acuerdo con el calendario de 18 meses que han establecido Rusia y los Estados Unidos para llevar a cabo elecciones en Siria.

"Está bien que se hable", ha celebrado Margallo, "si [partidarios y detractores de Bashar Al-Assad] hubieran hablado antes, el Daesh no habría hecho lo que ha hecho". En la ecuación ha destacado el papel de Rusia y Turquía en la lucha contra Estado Islámico, de quiénes ha destacado que hace falta que vayan unidos.

"Desgarro emocional" en Catalunya

Durante el contacto informativo con los periodistas, el ministro ha evitado hablar sobre la decisión del Tribunal Constitucional de tumbar la hacienda catalana, pero en la presentación del libro sí que ha hablado de Catalunya en términos históricos. Ha alertado de que una declaración unilateral de independencia de Catalunya está fuera del ordenamiento jurídico y no obtendrá el reconocimiento internacional: "El principio que siempre rige es el de integridad territorial", ha dicho.

La introducción la ha hecho el exministro de Asuntos Exteriores y exlíder del PP en Catalunya, Josep Piqué, que ha lamentado que "el desgarro emocional en Catalunya es transversal, y afecta familias y amigos", y ha atribuido a Artur Mas "poner por delante la ambición personal que el colectivo". Al acto también han asistido los diputados Xavier García Albiol, Enric Millo y Esperanza García, y también la delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat