Ernest Maragall no desfallece a pesar de la intención de Ada Colau de presentarse a la investidura este sábado. Esta vez desde las puertas de la cárcel de Soto del Real, el candidato de ERC a la alcaldía ha vuelto a tender la mano a Barcelona en Comú para gobernar conjuntamente la capital del país. En palabras del dirigente republicano, se trataría de una "suma inteligente" que daría lugar a un gobierno comprometido con la libertad de los presos políticos.

A las puertas del centro penitenciario este lunes por la tarde, después de visitar a Oriol Junqueras, Raül Romeva y Jordi Cuixart, el alcaldable republicano ha insistido en su mano tendida, y ha asegurado que un acuerdo ERC-BComú permitiría "superar la lógica de bloques". Se ha mostrado esperanzado de que todavía se puedan reconducir las conversaciones antes del sábado, cuando se constituyen los ayuntamientos. "Tenemos una expectativa positiva de poder sentarse para estudiar los detalles", ha asegurado.

Según Maragall, con el presidente de Òmnium Cultural han coincidido en que "es muy importante que Barcelona cuente con un gobierno comprometido con los derechos y las libertades fundamentales", y también un ejecutivo que "coopere y se implique en el camino efectivo hacia el diálogo que tiene que llegar hasta la celebración de un referéndum".

A las puertas del final del juicio al procés en el Tribunal Supremo, el candidato de ERC también ha querido subrayar la oportunidad de evidenciar la "coincidencia" con los comunes sobre la "urgencia" de liberar a los presos políticos y del retorno de los exiliados.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat