El presidente del grupo municipal de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, ha criticado que el Ajuntament esté aplicando "el programa de seguridad de Manuel Valls", en relación con el operativo policial contra la venta ambulante ilegal en la ciudad.

Maragall ha asegurado en un artículo en 'El Periódico', que en lugar de reconducir la situación de los manteros y abordar la cuestión desde un punto de vista social y laboral, el Ajuntament ha decidido "convertirlo en una cuestión de seguridad y actuar como si fueran delincuentes peligrosos".

El regidor ha asegurado que, a pesar del posible entusiasmo de algunos sectores empresariales o comerciales, "los manteros no forman parte de ningún incremento de la inseguridad ni tampoco no desaparecerán de un día para el otro", y ha declarado que estas actuaciones sólo aplazan la solución real.

"El PSC es el capataz del Estado de Catalunya"

Maragall ha calificado al PSC de ser el "capataz del Estado en Catalunya" y considera que, en alianza con Manuel Valls, no permitió un gobierno progresista entre ERC y Barcelona en Comú, y ha asegurado además que los socialistas están asumiendo el dominio del gobierno municipal actual, en sus palabras.

El líder de ERC ha recordado las declaraciones de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sobre el juicio de los líderes independentistas, en las cuales decía que la reacción a la sentencia del Tribunal Supremo correspondía a los ciudadanos, y ha asegurado que es "una manera de esconder su ya conocida ambigüedad en esta cuestión y su nueva dependencia asumida libremente por el acuerdo de gobierno con el PSC".

La reacción de Valls

Valls ha asegurado en una publicación en su perfil de Twitter, que el pensamiento de Maragall "es confuso e irresponsable". El ex primer ministro de Francia ha defendido que ante la inseguridad, se tienen que aplicar políticas de "tolerancia 0 con la delincuencia y las mafias". Valls ha afirmado que las nuevas políticas del Ajuntament con los manteros, "no es cosa de izquierdas o derechas, es sentido común y nos lo pide la gente".

Finalmente, Valls ha dedicado el texto a los que lo critican "por haber impedido la elección de un alcalde separatista", en relación a los votos que aportó para investir Ada Colau como nueva alcaldesa de Barcelona.

Por su lado, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, ha asegurado que las medidas que aplica el consistorio también las implementan los ayuntamientos donde gobierna ERC, porque "no hay alternativa a hacer cumplir las normas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat