Ni Carles Puigdemont, ni Oriol Junqueras ni tampoco Toni Comín podrán ocupar sus escaños en la Eurocámara este martes, día de constitución del nuevo hemiciclo surgido en las urnas el pasado mes de mayo. No lo podrán hacer a pesar de haber salido escogidos por más de dos millones de votos. Sí que estarán, sin embargo, muchas de sus voces. Miles de independentistas han viajado hasta Estrasburgo para manifestarse durante la celebración del pleno y mostrar su desacuerdo con la decisión.

La movilización, organizada por el Consell per la República, también tiene como objetivo denunciar la situación de los presos políticos e instar al Estado español a cumplir la resolución del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU y liberarlos.

La concentración está convocada a las nueve de la mañana delante de el Parlamento Europeo, concretamente en el puente Josep Bech esquina con Rue Lucien Febvre. Entre esta hora y las diez de la mañana, hora de inicio del pleno, será cuando los nuevos eurodiputados accedan a la cámara, por lo que los convocantes piden que se estén en el sitio muy temprano. El acto central, con los parlamentos de las diferentes entidades y la lectura de manifiestos, no será hasta las 12 del mediodía.

unnamed

80 autobuses y tres vuelos chárter

Hasta Estrasburgo, se han desplazado una ochentena de autocares y tres vuelos chárter –dos han salido desde Barcelona y otro desde Lleida–, según el último recuento de la ANC, además de un número indeterminado de vehículos y aviones por cuenta propia. Todo esto podría suponer más de 6.000 personas, con los cálculos del Consell per la República hechos públicos el pasado sábado.

Varios manifestantes entrevistados por El Nacional en un área de servicio cerca de Lyon, camino hacia Estrasburgo, coincidían en afirmar que no tenían claro si las manifestaciones sirven para el propósito por el que se anuncian –en este caso presionar la Eurocámara–, pero defienden que es una manera de demostrar a Madrid que el independentismo no es un "suflé" y ir animando el movimiento y evitar que se "empequeñezca" a pesar de la represión y las dificultades.

Gran parte de ellos son habituales en las manifestaciones y, además de asistir a la gran mayoría de las que se hacen en la capital catalana, también se desplazaron el año 2017 a Bruselas y el pasado mes de marzo a Madrid. Y es que esta es la tercera gran manifestación que organiza el movimiento fuera del territorio catalán.

Este lunes por la tarde diversas de las calles principales de esta ciudad francesa ya se han llenado de esteladas y simbología amarilla con la llegada de los primeros manifestantes, que han acabado haciendo una pequeña movilización improvisada en el centro del municipio.

Muchas incógnitas abiertas

El viaje, para la gran mayoría de manifestantes, empezaba este fin de semana con muchas incógnitas. Una de ellas, la posible presencia de los eurodiputados electos Carles Puigdemont y Toni Comín en sus escaños, se ha acabado resolviendo desfavorablemente. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ubicado en Luxemburgo, ha rechazado las medidas cautelares que había pedido su abogado, por lo que no podrán ocupar su lugar en el hemicículo.

Lo que a estas alturas todavía es una incógnita, sin embargo, es si el expresidente estará presente en la manifestación o no viajará a Francia. Hacerlo podría provocar su detención, a través de una nueva euroorden dictada por el Tribunal Supremo, o incluso cabría la posibilidad de arrestarlo sin este paso previo, según han apuntado fuentes del entorno de Puigdemont a El Nacional.

Sin embargo, el mismo Puigdemont ha colgado esta noche una fotografía en Twitter con uno de los autocares de manifestantes que se han desplazado a Estrasburgo. El tuit, sin embargo, no aclara ni cuándo ni dónde ha sido tomada la fotografía, si en Estrasburgo, o en algún entorno próximo, como podría ser Alemania. Tampoco anuncia si asistirá a la manifestación.

En el caso de Junqueras estaba más claro que su condición de preso político, y el hecho de que el Tribunal Supremo no le diera el permiso necesario para acatar la constitución, provocarían que finalmente no pudiera viajar a Estrasburgo. Sin embargo, el Supremo ha preguntado este lunes a Luxemburgo por el alcance de su inmunidad para dejarlo en libertad, tal como habían pedido sus abogados, y habrá que ver cómo acaba la cuestión más adelante.

Importante presencia política

Quien sí que estarán presentes, serán representantes de los partidos y entidades soberanistas, así como del Govern de la Generalitat. Aunque el presidente Quim Torra finalmente no viajará por el elevado riesgo de incendios que afecta Catalunya estos días, sí que estarán presentes dos de sus consellers: el de Exteriors, Alfred Bosch, y la de Cultura, Mariàngela Vilallonga.

Por parte de los partido, habrá una nutrida representación de JxCat, encabezada por Albert Batet, Eduard Pujol, Laura Borràs o Elsa Artadi; mientras que de ERC estarán presentes Sergi Sabrià y Marta Vilalta, entre otros. También estará la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y la vicepresidenta segunda de Òmnium, Marina Llansana.

Además, está previsto que se sumen algunos de los eurodiputados de otros países que más han dado apoyo a la causa catalana, agrupados dentro de la plataforma EU-Catalonia Dialogue.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat