Los inscritos para la manifestación de la Diada Nacional convocada a Barcelona por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), son a día de hoy 37.500, una cifra que supone un 25 por ciento menos que el año pasado. Los datos de inscritos, aportados por la ANC, contrastan con el alquiler de autocares, que ya son más de 450, y las camisetas vendidas, que ya son casi 180.000.

Se trata de la cifra inscritos más baja desde que la ANC creó un registro de participantes. El año 2013, cuando se organizó la Vía Catalana, los inscritos a estas alturas de agosto, eran 350.000.

180.000 camisetas

La baja cifra de inscritos contrasta con la de venta de camisetas, que ya ha llegado a 178.000 y ha aumentado un 5% respecto del año pasado, hecho que la entidad valora positivamente porque demuestra que la sociedad catalana percibe como muy necesario colaborar con la compra de camisetas como herramienta imprescindible de financiación de la Asamblea para poder asumir y llevar a cabo los centenares de actos que se llevan a cabo durante el resto del año.

La cifra de buses reservados para asistir a la Diada se mantiene parecida a la del año pasado, en torno a los 450.

La Asamblea interpreta esta este descenso de inscritos como una consecuencia al hecho de que este año no se haya organizado ninguna "performance" y que, por lo tanto, los asistentes no ven la necesidad de inscribirse aunque tienen la intención de ir. Sin embargo, la entidad hace un llamamiento que la gente se inscriba igualmente, para garantizar el éxito de la organización.

La Asamblea, presente en el Arendalsuka

La Asamblea insiste en la necesidad de vender camisetas porque con los ingresos que generan la entidad puede seguir trabajando para la independencia organizando actividades por todas partes el resto del año. Un ejemplo, es la participación de la Asamblea en el festival político de Arendalsuka, en Arendal, cerca de Oslo, del 12 en el 16 de agosto. Se trata de uno de los festivales políticos más importantes de Noruega y uno de los más relevantes de los países nórdicos. Durante el festival, se han llevado a cabo charlas y coloquios de las organizaciones cívicas y políticas más importantes de Noruega y los países de la región, tanto de la sociedad civil como a nivel gubernamental.

La presencia de la Asamblea Noruega, con su propio stand, sirvió para proporcionar información sobre la situación política a Catalunya, el juicio en el Tribunal Supremo, y la persecución de los derechos civiles y políticos al Estado español y de la lucha por la autodeterminación del pueblo de Catalunya en la fase actual. El público se mostró muy receptivo, en buena medida gracias a la poca información que circula en aquel país en relación al caso catalán desde el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre y de la posterior oleada de represión por parte del Estado español.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat