Un año después del referéndum del 1-O, el independentismo ha demostrado una vez más que no cede y ha vuelto a la calle para reclamar la República. Unas 180.000 personas, según la Guardia Urbana, han tomado una vez más el centro de Barcelona para reivindicar el legado del 1-O y para exigir al Govern que se implante la República.

La manifestación, organizada por la Plataforma 1 d'octubre, ha empezado en la plaza de Catalunya, y ha avanzado por la plaza de Urquinaona y la calle Trafalgar, para bajar por Lluís Companys hasta llegar ante el Parlament. La marcha, bajo el lema "Recuperemos el 1 de octubre", ha sido festiva y reivindicativa, pero también ha tomado protagonismo la indignación de algunos sectores del independentismo por la no implementación de la República.

La cabecera de la manifestación, formada por una representación de 11 personas de diferentes edades y municipios catalanes, ha llevado las urnas del 1 de octubre al Parlament. Allí han sido recibidos por el president del Govern, Quim Torra, y por el del Parlament, Roger Torrent, y les han entregado las urnas en representación de su mandato, quienes han escuchado algunas pitadas por parte de los manifestantes.

Demandas de dimisión

Los gritos más escuchados en la manifestación a lo largo del recorrido han sido "independencia", "1-O ni olvido ni perdón" y "libertad presos políticos". Sin embargo, también se han podido escuchar gritos de "Buch dimisión" en algún punto de la marcha y ha aumentado a medida que los manifestantes han llegado al Parlament y se han sumado a otras críticas contra el Govern, el Parlament y los partidos independentistas.

La protesta de parte del independentismo contra el conseller de Interior, Miquel Buch, por las cargas policiales de los Mossos del sábado pasado a los manifestantes independentistas que intentaban impedir la manifestación del sindicato policial Jusapol, se han sumado a las críticas por la no implementación de la República.

Ante la cámara catalana, algunos millares de personas han pedido la dimisión del conseller de Interior, pero también la del presidente Quim Torra. Así, al final de la manifestación, los gritos de "el Parlament no ha hecho su trabajo", "ocupemos el Parlament" o "el pueblo manda el gobierno obedece" se han apoderado de la reivindicación. Algunos de los manifestantes también han lanzado proclamas de "huelga general" y demandas de desobediencia.

La manifestación de esta tarde viene precedida por una mañana de movilizaciones donde miles de estudiantes han llamado a "recuperar las calles" para conseguir la República. También ha habido concentraciones por todo el país para recordar y recuperar el 1-O.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat