El hecho de que el Gobierno español estudie contratar a un abogado en Bélgica para defender a Pablo Llarena ante la justicia belga por la demanda civil que el president Carles Puigdemont y cuatro consellers en el exilio han interpuesto contra el juez del Tribunal Supremo ha provocado que haya aparecido una campaña en change.org lo bastante explícita, ya que reclaman que Llarena se pague el abogado de su bolsillo.

Los promotores de la campaña, que se autodefinen como "ciudadanos cansados" creen que si el abogado se paga con dinero público se hará "malversación por parte del estado", y por lo tanto, si Llarena tiene problemas con la justicia belga, eso no se tiene que pagar "con el dinero de todo el mundo".

La campaña, iniciada este mismo domingo, ya cuenta a las ocho de la noche con más de 7.000 firmas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat