El líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, ha rechazado la sentencia del Tribunal Supremo a los miembros de La Manada, en el que se ha elevado la pena inicial de 9 a 15 años de prisión por violación, y asegura que el cambio sólo se debe a "una apreciación" de los magistrados. A través de un hilo de Twitter, Serrano ha dicho que "no se tendría que cambiar, alterar ni empeorar" la sentencia condenatoria.

"La diferencia entre una violación y una agresión sexual sólo depende de la propia apreciación que se hace de los hechos probados, que no se pueden alterar y que ya se probaron en primera instancia", ha dicho. "Es una sentencia cargada de condicionantes mediáticos y políticos que acabará en el Tribunal Constitucional. No será ni la primera vez ni la última", ha añadido.

Serrano, que es ex-magistrado, ha explicado que con esta sentencia del Supremo, que eleva las penas respeto el veredicto del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, "se va contra la doctrina jurisprudencial según la cual a través de un recurso no se puede condenar uno absuelto en primera instancia o no empeorar la situación como consecuencia de una nueva fijación de los hechos probados". En este sentido, ha apuntado que un cambio en las penas sólo se podría dar "si la sentencia inicial no tuviera motivación y fuera incongruente e irracional".


El abogado añade, según su opinión, no se da esta situación en el caso de La Manada, donde cree que ya se valoraron los hechos probados en primera instancia en el TSJN y que estos no se pueden alterar. "Ya se practicaron, valoraron y razonaron con inmediación en primera instancia", afirma. De esta manera, el dirigente de Vox rechaza que se pueda empeorar la pena a los cinco condenados por violación teniendo en cuenta que los hechos no se han alterado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat