Los siete ultras detenidos este viernes por haber protagonizado actos vandálicos antiindependentistas delante de domicilios de agentes de los Mossos d'Esquadra y alcaldes han quedado en libertad con cargos. Según ha informado al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), los detenidos se han acogido a su derecho a no declarar y quedan acusados de los delitos contra las libertades públicas y los derechos fundamentales.

La policía investiga su relación con la aparición, en diferentes lugares del Maresme y el Vallès Oriental, de inodoros llenos de lazos amarillos y banderas rotas con mensajes relacionados con el 1 de octubre. Se trata de seis hombres y una mujer, y todos pertenecen al colectivo Justicieros Nocturnos, que en las redes sociales defiende la "limpieza de la propaganda independentista".

Uno de los detenidos es un unionista radical que se manifestó el año pasado con la dirigente de Cs, Inés Arrimadas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat