La liberación de Arnaldo Otegi no ha sido recibida por igual entre todas las fuerzas del Congreso de los diputados. Después de la pelea protagonizada con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha respondido personalmente a los naranjas. Sobre su puesta en libertad, Iglesias afirma que “es una buena noticia para la democracia”; eso, a pesar de que asegura tener “muchas diferencias con él”. Para el cabeza de lista de los podemistas, Otegi “fue uno de los artífices de que hoy se pueda hablar de paz, y creo que contribuirá a la desaparición definitiva de ETA”.

Además, piensa que todo el mundo tiene que poder defender sus ideas libremente. Con todo, Iglesias cree que Otegi tendrá que hacer un ejercicio para “asumir la propia responsabilidad y pedir disculpas”. “Me parece un gran político y sabrá estar a la altura”, ha sentenciado. Esta opinión es compartida por líder de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, quien piensa que la puesta en libertad “es una oportunidad” para el asentamiento de la paz en Euskadi.

Contrarios

De diferente forma piensan los opositores a Iglesias. El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha afirmado que "el PSOE no tiene ningún tipo de simpatía por Otegi, por aquello que representa y por el tipo de organizaciones de que ha formado parte”. “Eso es una democracia y aquí no hay presos políticos, me parece lamentable que después de 38 años de democracia alguien lo diga”, ha afirmado Hernando. “Sólo espero que él y los suyos pidan perdón a las víctimas y se arrepienten de todos los crímenes que en su día cometió labanda terrorista”, ha concluido.

Su socio de pacto, Ciudadanos, también le ha dedicado unas palabras. "Si el PSOE cree que Otegi estaba en la prisión injustamente, nos estamos metiendo en un jardín", ha dicho el portavoz Juan Carlos Girauta, en respuesta a que el presidente de la cámara, Patxi López, así lo consideró hace años."Los admirables y los que tienen que estar en nuestra memoria son las víctimas, que han aguantado años de asedio," ha añadido el naranja. Para Girauta, "hay que aceptar las decisiones del poder judicial y éste tiene que ser independiente para que el sistema funcione".

Por su parte, el portavoz del Partido Popular (PP) en el Congreso, Rafael Hernando, se ha sumado al pensamiento de que "en ningún caso Otegi estaba en la prisión por ser un preso político".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat