La lentitud con la cual la esperada Ley de Memoria Histórica avanza en el sistema legislativo español permite que entidades fascistas celebren acontecimientos de apología franquista, como lo que ha convocado para este domingo 28 de marzo a Madrid.

La agrupación fascista Movimiento Católico Español celebrará un tour por Madrid donde se revivirá la caída de la capital española a manos de los franquistas durante la Guerra Civil. La delegación del Gobierno en Madrid permitirá "el acto de afirmación nacional en el Arco de la Victoria", tal como lo anuncia el movimiento a las redes sociales en una pancarta con el escudo del águila utilizado por el régimen franquista y el emblema falangista del yugo y las flechas.

El tour del domingo también incluirá una misa en el Valle de los Caídos y una visita al panteón de Franco en el cementerio de Mingorrubio El Pardo donde fue trasladado después de la exhumación. Fuentes de la delegación del gobierno en Madrid aseguran que se les ha comunicado la manifestación y que los organizadores han manifestado que irán unas 50 personas "cumpliendo todas las medidas sanitarias" y que será "en contra de la aplicación de la actual ley de memoria histórica", tal como informa ACN.

 

convocatoria fascista

Convocatoria del acontecimiento fascista / Twitter

 

¿Qué propone la Ley de Memoria Histórica?


Según la ley vigente, estos tipos de actos siguen siendo legales en el estado español. El anteproyecto de Llei de Memòria Histórico, impulsada por el PSOE, y que prevé acabar con la impunidad de estos actos exaltación del franquismo, se aprobó el pasado septiembre de 2020 y todavía no ha sido tramitado en el parlamento. Desde la primera vicepresidencia, explican que el retraso es debido a "la ultimación de algún informe", que permitirá presentarlo de nuevo al Consejo de Ministros.

Si la ley es finalmente aprobada, se prohibirá en todo el estado español cualquier acto de exaltación franquista, cosa impensable en otras ex-dictaduras fascistas como Alemana. La nueva ley considerará "actos contrarios a la memoria democrática" aquellos acontecimientos que comporten "descrédito, desprecio o humillación de las víctimas o de sus familiares, y supongan exaltación personal o colectiva, del levantamiento militar, de la guerra o de la dictadura". Las convocatorias de estos actos se considerarán infracciones muy graves que supondrán multas de entre 10.001 a 150.000 euros.

Además, el anteproyecto de ley también prevé la extinción de organizaciones como la Fundación Francisco Franco, que hasta la fecha sigue siendo legal. La impunidad de las entidades de esta naturaleza han vuelto a ganar protagonismo desde que Juventud Patriota organizó un homenaje el pasado febrero en la División Azul en que una joven nazi pronunció un discurso antisemita. Al acto también participaron organizaciones como la Falange o España 2000.

Actualmente, la fiscalía está investigando sus declaraciones como un posible delito de odio, pero el ministerio público todavía no ha decidido si pedirá abrir una causa judicial contra ella.

 

Foto principal: grupo de fascistas en una concentración franquista del 2019 / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat