Junts per Catalunya rechaza convocar elecciones antes de conocer la decisión del Tribunal Supremo sobre la inhabilitación del president de la Generalitat, Quim Torra. Así lo ha defendido su vicepresidenta, Elsa Artadi, en una rueda de prensa celebrada este lunes al mediodía.

Artadi ha justificado este rechazo argumentando que la convocatoria de elecciones sería "blanquear" la persecución del Estado español. "Después de la persecución que ha hecho contra la institución de la presidencia de la Generalitat, no les haremos el trabajo fácil al Estado", ha reivindicado.

En esta línea, ha acusado al Estado de actuar "a través de una justicia politizada que decide intervenir una vez más en la decisión política de los catalanes" y ha contextualizado que ahora está pasando "con el gobierno más progresista de la historia". "Es igual si gobierna Mariano Rajoy o Pedro Sánchez y Pablo Iglesias", ha acusado.

Preguntada sobre la posición pública de ERC respecto de la inhabilitación del president Torra, que pocos minutos antes la portavoz nacional de la formación, Marta Vilalta, ha resumido en "más democracia y más derechos ante la represión", Artadi ha asegurado estar "totalmente de acuerdo".

"Más democracia quiere decir hacer bueno lo que votó el Parlament, más derechos quiere decir defender el derecho a la libertad de expresión y defender que lo que ha hecho el president Torra no es ningún delito ni nada por lo que se le tenga que echar. Más derechos quiere decir que es el Parlament quien decide quién es el president de Catalunya", ha afirmado. Sin embargo, y a la espera de la reunión que celebrarán esta tarde las tres formaciones independentistas con representación en la cámara catalana, Artadi no ha querido entrar a valorar con concreción ninguna propuesta y ha pedido "encontrar una respuesta común que nos acomode a todos".

"El nivel de ridículo"

Por otra parte, Artadi ha retado al Estado a decidir "cuál es el nivel de ridículo que asume". "Nos preguntamos cómo el Gobierno explicará más allá de los Pirineos que han decidido echar a un presidente por mantener tres días una pancarta donde ponía libertad", ha comentado.

"Sabemos que esta represión sirve para frenar aquello que no pueden frenar en las urnas. Y lo decide hacer este gobierno que de progresista sólo tiene la etiqueta y en el momento en que la Generalitat está luchando contra la pandemia. El Estado escoge la represión sin importarle lo que es mejor para la ciudadanía catalana", ha reprochado.

Respeto por el president Mas

Sobre la decisión del president Mas de quedarse en el PDeCAT, Artadi ha mostrado total respeto y ha reivindicado su trabajo tanto en la Generalitat como en la reconstrucción del espacio postconvergente.

En cualquier caso, Artadi ha insistido que "Junts es un proyecto transversal y para todo el mundo, que no nace ahora, sino que tiene tres años, desde las elecciones edl 21-D". También ha defendido que su constitución como partido "no es ninguna ruptura con el PDeCAT, sino una consecuencia de habernos presentado a cinco elecciones".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat