Junts per Catalunya y Demòcrates irán juntos a las próximas elecciones del 14 de febrero al Parlamento de Catalunya. Así lo han anunciado este martes la candidata de Junts a la presidencia, Laura Borràs, y el portavoz político de Demòcrates de Catalunya, Antoni Castellà, que han asegurado que les une el objetivo de "hacer efectivo el mandato del 1-O por la vía unilateral y reactivar la declaración de independencia".

Después de romper con ERC, el partido de Castellà ahora ha pactado un acuerdo para sumar con la formación de Carles Puigdemont para "hacer un frente común en estas elecciones plebiscitarias". Según han explicado, el proyecto se basa en la confrontación y en la unilateralidad. Por eso, a su entender, hace falta sumar y obtener una mayoría parlamentaria con el fin de acabar el "proceso constituyente de la República Catalana".

"Junts estamos para incluir, no para excluir. La unidad se tiene que practicar y eso es lo que hacemos Junts y Demòcrates", ha reivindicado Borràs. En este sentido, Castellà, ha destacado que "lo más importante es qué haremos, no el cómo". "El objetivo es común: la independencia", han afirmado.

Esta vez, la candidata de Demòcrates será la hasta ahora diputada Assumpció Laïlla, con el fin de compartir el poder femenino con Borràs, e irá de número 16 a la candidatura de Barcelona de Junts. Castellà será el número 25 .

La ruptura con ERC

Esta alianza se produce después de que ERC diera por extinguido el acuerdo con Demòcrates —con quien concurrió juntos en las últimas elecciones al Parlament— por una reunión que la formación mantuvo con varios grupos independentistas, entre los cuales, grupos ultras identitarios. El partido de Castellà, sin embargo, asegura que desconocía qué grupos participaban en aquel encuentro y afirma que los dos miembros de su partido participaron sin ningún mandato de la dirección del partido y por la relación personal que mantienen con los organizadores, de la ANC.

Los republicanos, según explicaron, pidieron explicaciones a Demòcrates y no recibieron una "respuesta satisfactoria", por lo cual pidieron que pusieran sus actas de diputados a disposición o que abandonaran el grupo parlamentario Republicano. Demócratas cuenta con dos diputados en el Parlament, Toni Castellà y Assumpció Laïlla.

Demòcrates, sin embargo, mantiene que ya hacía meses que se habían roto las relaciones porque ERC ha incumplido "todo el pacto" rescpecto a los objetivos políticos. En este sentido, acusa a los republicanos de haber "derivado en un instrumento del Estado para desestabilizar el independentismo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat