La Junta de Seguridad de Barcelona ha decidido este miércoles aumentar las medidas de seguridad como respuesta al atentado que se produjo en la Rambla el pasado jueves y que ha dejado 15 muertos y más de 120 heridos. Entre estas medidas, destaca el refuerzo de los dispositivos policiales y el incremento de los obstáculos móviles en lugares de gran concentración de personas.

Después de la polémica, la Junta de Seguridad local ha decidido aumentar el número de pilones móviles en lugares de gran afluencia aunque "no se dará un aumento significativo de blindaje estático". Así lo ha asegurado el conseller del Interior, Joaquim Forn, que ha reiterado que la instalación de barreras físicas no ha supuesto ninguna discrepancia entre las diferentes administraciones, sino que responde a criterios técnicos de expertos en seguridad.

En esta línea, la Junta de Seguridad también ha decidido crear un grupo específico que, de manera permanente, realizará análisis de riesgos y valorará la adopción de las medidas adicionales que se consideren oportunas. Entre otros temas tratará precisamente el uso de los pilones y, aunque también hay varias opiniones entre los expertos, por ahora no serán permanentes.

Aumento de los dispositivos policiales

Otra de las medidas para prevenir posibles ataques será una mayor presencia de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona a las calles con el objetivo de aumentar la seguridad de la ciudad, sobre todo en zonas y momentos muy concurridos. También se incrementarán las dotaciones policiales en los aeropuertos y zonas ferroviarias, poblaciones turísticas importantes y actos multitudinarios como partidos de fútbol, conciertos o manifestaciones.

En referencia a la Guardia Urbana, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado que se ampliarán las horas extraordinarias del cuerpo policial y que, "en los puntos más sensibles", patrullarán tres agentes en vez de dos. Asimismo, se impulsará el proyecto de una nueva sala conjunta de prevención y gestión de emergencias en el antiguo Palau d'Esports de Barcelona y se reforzará la formación en materia de detección de radicalismos y gestión de emergencias.

Memorial en Barcelona

"Una de las cosas que tendremos que hacer es que en la Rambla haya un memorial para esta tragedia tan horrible", ha asegurado a la alcaldesa. Además, ha anunciado que Barcelona celebrará "un gran acto de ciudad" como muestra de agradecimiento a todos los cuerpos de seguridad y servicios de emergencias que atendieron a las víctimas del atentado. Especialmente ha puesto énfasis en la Guardia Urbana, Bomberos de Barcelona y el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB), con respecto a los cuales ha anunciado, que en el próximo pleno del Ayuntamiento se propondrá que reciban la Medalla de Oro de la ciudad al mérito cívico.

Estas medidas se han decidido a la Junta de Seguridad de Barcelona, que se ha reunido de manera extraordinaria para hacer un balance de la respuesta de los cuerpos de seguridad y emergencias durante el atentado del pasado jueves en La Rambla y evaluar la necesidad de nuevas medidas de seguridad. La reunión ha sido presidida por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y ha contado con la presencia del conseller de Interior, Joaquim Forn, el delegado del Gobierno español en Catalunya, Enric Millo, y responsables de los diferentes cuerpos de seguridad y emergencias de la ciudad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat