Fidel Cadena, el otro fiscal que representa el ministerio público en la sala, ha empezado más pausado que su compañero Javier Zaragoza, pero ha disparado contra la soberanía del pueblo catalán a medio discurso.

"Es un proceso de desconexión al margen de la legalidad", ha dicho. Y, como su compañero de acusación, se ha referido "a los otros", los no independentistas, y ha apelado al "respecto a la ley y a los derechos de los otros".

No se puede sustituir la soberanía del pueblo español por la de cualquier pueblo que la integre", ha dicho tajantemente Cadena. "La soberanía del pueblo catalán no es posible. El poder emana del pueblo español, del pueblo español. No hay soberanía catalana; hay una soberanía española y está proclamada por la constitución. La soberanía del pueblo español se respeta", ha dicho el fiscal en el momento más álgido de su intervención aleccionadora.

"No hay soberanía del pueblo catalán; hay soberanía del pueblo español", ha repetido.

El derecho a decidir

"Si que existe el derecho a decidir, pero corresponde a todo el pueblo español. No puede otorgarse fuera de los modelos previstos en la constitución", ha dicho Cadena remachando: "No pueden unos pocos decidir sobre lo que es de todos".

Fidel Cadena se ha referido a los independentistas como "catalanes separatistas", y ha explicado incluso por qué: "Lo digo aceptando la voluntad política y que se ha puesto de relieve a lo largo de la instrucción con actos violentos".

Y aquí es donde el fiscal ha defendido por primera vez la violencia que hace falta para aguantar el delito de rebelión y las penas máximas para los procesados, sobre todo para Oriol Junqueras, que se juega 25 años de prisión.

Y ha querido dejar claro que "no se criminaliza ninguna ideología política, sino que se lleva a cabo un proceso penal".

Un plano minucioso

"Se crea una legislación paralela", ha dicho Cadena, calificando de "Parlamento irregular" el Parlament de Catalunya, que aprobó la ley del referéndum. Y ha relatado que el Gobierno preparó un plano minucioso para separarse del estado español junto con "el poder de los Mossos d'Escuadra, que se ponen al lado de la rebelión y las murallas humanas".

Aquí es donde "se incurre en la violencia e intimidación" con la que la fiscalía mantiene el delito de rebelión y que hoy ha defendido Fidel Cadena.

Mira la intervención completa aquí:

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat