Los observadores internacionales del juicio al procés destacan que en las declaraciones de los testificados, los funcionarios "de las fuerzas policiales siguen repitiendo insistentemente" conceptos y descripciones de sucesos con palabras como "hostilidad", "miedo", "masa", "tumulto", "resistencia activa", "resistencia subversiva", o "barricadas humanas. Así lo han expresado en un nuevo informe cuándo se encara la décima semana de juicio.

Aunque aseguran que se trata de valoraciones "subjetivas", destacan que "pretenden, por una parte, a construir artificialmente (por insistencia, reiteración y coincidencia) un relato de violencia. De otra, denotan una concepción muy restrictiva del ejercicio constitucional del derecho de reunión que comparten, además de los policías declarantes, las acusaciones en la causa".

En esta línea, los observadores resaltan "la negativa del Presidente de la Sala de aceptar preguntas sobre si la ciudadanía reunida ante los centros de votación ejercía legítimamente sus derechos fundamentales. De lo que podría deducirse que el Tribunal tiende a escuchar únicamente el relato de la violencia alegada por las acusaciones y sustentada en las declaraciones de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

Cuestiones "preocupantes"

Por otra parte, insisten también en el hecho de que hay una "limitación por parte del Presidente de la Sala en confrontar a los testigos con imágenes vídeo gráficas o la exhibición de documentación admitida como prueba en el proceso, con las consecuencias advertidas en semanas anteriores con respecto a una probable vulneración del art. 6.3.d) del CEDH. Esta limitación ha tenido efectos especialmente preocupantes esta semana, en la que siguen declarando agentes policiales que niegan reiteradamente que hubiera desproporción en el uso de la fuerza y la actitud de los concentrados," han expuesto a través de un comunicado.

Además, los observadores insisten sobre algunas cuestiones en que les parecen "preocupantes". "Las garantías de incomunicación de los testigos entre si es inexistente en este proceso, ya que todos ellos han podido escuchar y ver las declaraciones de los anteriores. Eso es un añadido a la tarea de las defensas que merecería ampliar los límites que el Presidente ha impuesto a los interrogatorios para facilitar la contradicción y poder verificar su credibilidad", han resaltado.

Además, también denuncian que las partes "siguen sin conocer el calendario completo del juicio; ni siquiera el orden en que se practicará la prueba testifical, el cual entorpece la preparación de los interrogatorios, produciendo un debilitamiento en el ejercicio del derecho de defensa".

Y para acabar, una de las cosas que también ponen de manifiesto es el "desconocimiento por las partes del criterio de elección de los miembros del tribunal que podría representar -al lado de la cuestión de la competencia objetiva del mismo Tribunal Supremo para enjuiciar los hechos- una vulneración del derecho al juez predeterminado por la ley, teniendo en cuenta que se trata de un Tribunal creado ad hoc para este proceso, ante el cual no es posible interponer ningún recurso ordinario ante sus decisiones", han concluido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat