El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha asegurado este viernes en el Congreso que todavía no sabe de qué se le acusa por haber recibido en su despacho a Pablo González, directivo de Mercasa y hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. También ha criticado que "se quiera construir un relato con fragmentos de un sumario supuestamente secreto".

Según el número dos de Interior, este "supuesto sumario supuestamente secreto" se ha "tergiversado" para dar a entender que intervino desde el Ministerio del Interior en una investigación que, ha dicho, desconocía hasta que estalló el 19 de abril con las primeras detenciones de la operación Lezo.

José Antonio Nieto ha centrado buena parte de su intervención ante la Comisión de Interior del Congreso en que "no aparece el sumario que todo el mundo dice tener pero que nadie muestra".

La verdad para él, ha dicho, es que el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, los fiscales y los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil actuaron con "libertad" e "independencia" a partir de una denuncia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

"Nunca hubo injerencias", ha continuado el número dos de Interior, que ha pedido que se espere a la decisión del juez instructor antes de seguir lanzando acusaciones "supuestamente de un sumario supuestamente secreto". "No somos bestias salvajes, no nos tratemos como si lo fuéramos", ha pedido a los diputados de la oposición.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat