Comunicado inédito del JEMAD para desmarcarse del chat de exmilitares que quieren "fusilar 26 millones" de españoles y envían cartas al Rey. El jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Miguel Ángel Villarroya, ha salido en defensa de las fuerzas armadas. "Las opiniones de estas personas no pueden considerarse representativas del colectivo", asegura Villarroya, que les acusa de "dañar la imagen de las fuerzas armadas" y "confundir a la opinión pública". El Ministerio de Defensa ya ha puesto el caso en manos de la Fiscalía, que le ha pedido más información.

El comunicado se justifica por el aniversario de la Constitución, pero la mitad está dedicado a este grupo de WhatsApp. "Estos días hemos sido testigos de algunos comunicados de personal en situación de retiro que, al haber perdido la condición de militar, no tienen ya limitados estos derechos", empieza el JEMAD, que sigue asegurando que "las opiniones de estas personas no pueden considerarse representativas del colectivo del que formaban parte con anterioridad, sino que se tienen que ver como opiniones de ciudadanos particulares". En este sentido, subraya que no pueden hacerlo "arrogándose un derecho de representatividad que no poseen, que daña la imagen de las Fuerzas Armadas y que sólo confunde a la opinión pública".

"Las fuerzas armadas de nuestros días no miran al pasado", defiende el general del Aire. Defiende que su tarea es "proteger a los españoles para que puedan llevar a cabo sus aspiraciones en paz y con seguridad". Y concluye de esta manera: "Siempre mirando al futuro. Siempre al servicio de todos los españoles y la Constitución".

Haciendo defensa de la Constitución en el marco de su aniversario, Miguel Ángel Villarroya subraya que "es la norma que los militares hemos jurado o prometido defender y la que inspira todas nuestras actuaciones", y que "una de las consecuencias de este compromiso es la neutralidad política de nuestras fuerzas armadas". El JEMAD recuerda que la condición de militar comporta la limitación de ciertos derechos fundamentales, como los de participación en manifestaciones o actividades políticas, sindicales o reivindicativas o la afiliación o colaboración con este tipo de organización. "Esto es así, precisamente, porque las Fuerzas Armadas están al servicio de todos los españoles, sin importar donde han nacido o lo que piensan", afirma.

En manos de la Fiscalía

El Ministerio de Defensa ha puesto en manos de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid el chat de exmilitares que envían cartas al Rey. Entre las barbaridades que dicen los exmilitares en este grupo de WhatsApp, hay defensas encarnizadas de golpes militares y llamamientos a fusilar "a 26 millones de hijos de puta", en referencia a los españoles de izquierdas, independentistas o nacionalistas. El ministerio público ha pedido al departamento de Margarita Robles que aporte más información.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat