La Junta Electoral Central (JEC) ha desestimado la denuncia que la formación de extrema derecha Vox presentó contra el candidato de ERC, Pere Aragonès, por unas manifestaciones en las que, según la formación liderada por Santiago Abascal, "alentó la violencia" contra su formación. Según la JEC, las palabras de Aragonès sobre la necesidad de "luchar contra el fascismo" se enmarcan en el ejercicio del derecho fundamental de la libertad de expresión, y cualquier otra pretensión por parte de la formación ultra se tiene que vehicular a través de la justicia penal, y no de la administración electoral.

Vox denunció a Aragonès ante la Junta Provincial de Barcelona por unas manifestaciones en un mitin donde —según el escrito presentado por la formación de Santiago Abascal— afirmó que había que "luchar contra el fascismo, como en los años treinta, con la columna Macià-Companys". Según Vox, son manifestaciones que tienen "como única finalidad incitar al odio".

Las elecciones catalanas, en directo: toda la información y últimas horas.  

Desestimada de entrada

La Junta Provincial de Barcelona, sin embargo, acordó desestimar la denuncia porque entendía que las expresiones utilizadas por Aragonès, "aunque sean desafortunadas, tienen que ser analizadas en el contexto en el que se hicieron", un mitin político dentro de la campaña electoral dirigido a jóvenes.

Vox presentó recurso ante la Junta Electoral Central, que ha acabado decidiendo en el mismo sentido que lo había hecho la Junta Provincial y, por lo tanto, desestimando el recurso de la formación de Santiago Abascal. Según la JEC, el recurso de Vox "no puede prosperar" porque el trabajo de la administración electoral "no es examinar los posibles excesos que puedan cometer los candidatos durante la campaña electoral en el ejercicio fundamental de la libertad de expresión".

Los competentes para analizarlo, según la JEC, "son los tribunales que ejercen la jurisdicción penal", y por lo tanto, "es allí donde se tienen que plantear estas pretensiones".

El presidente de Vox, Santiago Abascal, también ha acusado durante la campaña al Govern de haber instigado las protestas que se han sucedido en los mítines de la formación de extrema derecha durante la campaña electoral del 14-F.

Foto principal, Pere Aragonès durante un mitin electoral / Sergi Alcàzar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat