El gobierno de Marruecos se ha jactado de la caída de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, después de la remodelación del Gobierno por parte del presidente Pedro Sánchez. Según ha explicado el diario L'opinion de Rabat, esta destitución "se puede ver como una señal de apaciguamiento hacia Marruecos", tras la cuestionada gestión de la crisis diplomática abierta entre los países por parte de la exministra.

La acogida de líder del Frente Polisario, Ibrahim Ghali, en España para ser tratado de una infección por coronavirus, detonó una grave tensión con el gobierno marroquí que, además de haber provocado una crisis migratoria de jóvenes en Ceuta - con cerca de 10.000 entradas en menos de 24 horas -, ha acabado en los tribunales, dado que recientemente se ha conocido que fue Exteriores quien dio la orden en la base de Zaragoza de no revisar el pasaporte de Ghali.

"La peor crisis de los últimos 16 años"

El medio defiende que "la partida de Laya se esperaba desde hacía varias semanas", ya que, "la exjefa de la diplomacia española, durante su mandato, provocó la peor crisis entre Rabat y Madrid de los últimos dieciséis años, en particular por su papel central en el intento de acoger en secreto en Brahim Ghali a pesar de las opiniones negativas de los servicios secretos españoles y del ministerio del Interior".

 

EuropaPress 3430056 brahim gali presidente rasd secretario general frente polisario

El líder saharaui, Brahim Gali / Europa Press

 

Intento de combatir "el tándem PP y Vox"

Así, consideran que "la destitución de González Laya se puede ver como una señal de apaciguamiento hacia Marruecos". "También es una maniobra política dirigida hacia el escenario interno. El gobierno de Sánchez está agobiado, en cuanto a la intención de voto, por el tándem PP y Vox, los cuales aprovechó la disputa con el Rabat para fortalecerse y hacer olvidar a la gente los múltiples casos de corrupción," continúa el artículo.

Por otra parte, se habla del cambio en la cartera como una "vuelta a la normalidad con Marruecos" que "permitiría a los socialistas españoles reenfocar el debate en temas internos y evitar la constitución de un frente llevar de derecha capaz de ganar la mayoría absoluta en las próximas elecciones".

José Manuel Albares, nuevo ministro

González Laia asumió la dirección de la diplomacia española después de ser directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC), la agencia de desarrollo de Naciones Unidas y la Organización Mundial de Comercio (OMC) desde septiembre de 2013.

Ahora, será sustituida por José Manuel Albares, actual embajador en París y hombre de la máxima confianza de Sánchez, que lo ha acompañado como asesor internacional desde que este llegara a la secretaría general del PSOE. La crisis de Marruecos, será una de las primeras tareas que encontrará sobre la mesa.

 

EuropaPress José Manuel Albares asiste en el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la cumbre del clima COP25 bares asiste presidente gobierno pedro sanchezEl diplomático José Manuel Albares asiste al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez / Europa Press

 

Imagen principal: la exministra de Asuntos Exteriores española Arancha González Laya / Europa Press

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat