Representantes de la mayoría de grupos del Parlamento Europeo han reprobado con contundencia este jueves la actuación de Marruecos en su pulso con España por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, y el no reconocimiento de la ocupación del Sáhara Occidental.

Los cuatro grupos principales de la Eurocámara: populares, socialdemócratas, verdes y liberales, acordaron ayer una resolución que condena "el uso de los controles fronterizos, la migración y los menores no acompañados" como "presión política" contra un país europeo, refiriéndose a España.

Concretamente, el texto deplora "la participación de niños, menores no acompañados y familias" en la entrada en massa desde el Marruecos en Ceuta, poniendo "sus vidas y seguridad en riesgo" y al mismo tiempo lamenta la crisis política y diplomática entre el país norteafricano y España.

Los españoles, unidos contra Marruecos

La presión del reino alauí ha hecho que los partidos españoles se hayan puesto de acuerdo en condenarla, aunque con ciertas diferencias. El exministro y eurodiputado del PP Juan Ignacio Zoido ha mostrado su "rechazo absoluto" a utilizar la migración de menores para presionar a un Estado miembro y ha defendido que la frontera de Ceuta es europea. Aunque el exministro popular ha dicho que el caso del líder del Frente Polisario se tendría que haber gestionado por parte de la Moncloa "teniendo en cuenta todas las circunstancias, incluso las que han alegado las autoridades marroquíes", también ha asegurado que ninguna desavenencia "justifica una respuesta fuera de las vías diplomáticas establecidas", ni provocar una crisis migratoria.

"Esta resolución tiene términos constructivos. El interés de la UE es superar una situación anómala", ha dicho el eurodiputado socialista Ignacio Sánchez Amor, que ha subrayado que la UE quiere "volver como antes a la magnífica relación con Marruecos". "A a los niños no se los lanza al mar para hacer política", ha dicho durante el debate el eurodiputado de Cs Jordi Cañas.

También dos grupos tan opuestos como Vox y Unidas Podemos han cargado contra Rabat. Si bien el diputado ultra Jorge Buxadé ha reclamado el cierre total de fronteras, el europarlamentario de Podemos Miguel Urbán ha criticado que la gestión de las fronteras se externalice a regímenes autoritarios como el marroquí.

 

Imagen principal: un niño marroquí después atravesar la frontera de Ceuta / Foto: Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat