La Guardia Civil ha recogido en un informe presentado al Tribunal Supremo 315 supuestos actos de "violencia o agresión" que quiere relacionar con el independentismo. A la obcecación del juez Llarena para señalar el carácter violento del caso catalán se le suma ahora este documento, que quiere mostrar las mobilizaciones independentistas como eventos con "golpes, empujones, insultos y amenazas a los agentes", lanzamiento de artefactos explosivos a cuarteles de la Guardia Civil y cortes en las vías.

En el informe, publicado por el periódico El Mundo, se documentan 122 "agresiones" y casi 200 cortes de vías. Entre los acontecimientos destacables, para ver al punto que llega el informe, se señala como actos violentos incluso las movilizaciones frente al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya con las declaraciones por el juicio del 9-N.

Según este nuevo informe, que se une a una larga lista de textos elaborados por la Guardia Civil, detrás de esta "violencia" se encuentran los líderes independentistas, que a través de la "población", "alentaron actos de insurrección pública, de desobediencia y de resistencia colectiva a la autoridad legítima del Estado, ocupando carreteras y calles, bloqueando edificios públicos y sometiendo a las autoridades judiciales y a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a un incesante acoso".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat