Las negociaciones para la investidura están cocinándose a fuego muy lento y sin un horizonte muy claro. Un primer debate de investidura de Pere Aragonès fue frustrado por la falta de entendimiento con Junts per Catalunya. El debate sigue abierto y Pablo Iglesias ha insistido en su vía de un gobierno de "formaciones claramente de izquierdas". Estaría conformado por ERC, la CUP y los comunes, y contaría con el apoyo externo del PSC. Según el secretario general de Podemos y exvicepresidente español, este ejecutivo "daría muchas esperanzas a una sociedad abrumadoramente progresista" como la catalana. ¿El handicap? Que ni ERC ni el PSC están dispuestos a negociar el uno con el otro.

Pablo Iglesias ha hecho esta apuesta en una entrevista en TVE, después de ser preguntado por el exportavoz republicano Joan Tardà sobre un posible entendimiento de los comunes con ERC, Junts y la CUP. De entrada, el candidato madrileño ha rechazado la posibilidad de aliarse con la formación de Carles Puigdemont. Si bien ha subrayado que su posición ha sido "muy clara" al lado de JxCat "cuando se trata de derechos y libertades civiles", diciendo "cosas que ningún dirigente de Madrid ha dicho nunca", también ha recordado que "cuando hablamos de políticas económicas es muy difícil que nos entendamos con el partido que viene de Convergència".

En cambio, sí que se podrían entender con las izquierdas: "En Catalunya tendría que haber un gobierno de las formaciones claramente de izquierdas; vosotros (ERC), que sois la formación que lideráis este espacio, la CUP y nosotros también", ha señalado Pablo Iglesias. "A partir de aquí, habría que buscar los apoyos parlamentarios en el PSC", ha añadido el líder de Podemos, que ha subrayado que es una opción "viable" y que las tres formaciones se pueden entender en muchas cosas. "Sabemos que el PSC nunca entraría en un gobierno de coalición con vosotros, pero quizás estarían dispuestos a negociar la investidura", ha insistido.

Iglesias ha instado a los republicanos a "ponerse a trabajar" en esta dirección. Además, ha apuntado que en Junts per Catalunya "se están imponiendo las posiciones que quieren hacer oposición a ERC desde fuera, y que piensan que ERC se puede quemar asumiendo el liderazgo del próximo Govern de la Generalitat". Por todo ello, tendrían que "asumir este liderazgo y demostrar que puede haber un gobierno" diferente a los de los últimos años, que "dé esperanzas" a la sociedad catalana, mayoritariamente de izquierdas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat