Helga Stevens (Saint-Truiden, Bélgica, 1968) es eurodiputada y vicepresidenta del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos. Forma parte del Nieuw-Vlaamse Alliantie, el partido independentista flamenco que ha apoyado al presidente Carles Puigdemont y a los consellers durante su exilio en Bélgica. El N-VA tiene mucho peso en Flandes, de hecho, ganó las pasadas elecciones estatales y forma parte del Gobierno federal con varios ministerios, además de presidir el gobierno flamenco y gobernar en varias ciudades importantes como Amberes. Stevens está muy interesada en el caso catalán y también forma parte de la plataforma de Diálogo UE-Catalunya que se presentó este viernes en Barcelona.

Helga Stevens - Parlamento Europeo

¿Cuál es el objetivo de la plataforma de Diálogo? ¿Porque forma parte de él?
Queremos intentar establecer un diálogo en Catalunya y apoyar a Catalunya en su deseo por la independencia. El principal objetivo es el derecho de los catalanes a la autodeterminación. Mi partido (la N-VA flamenco) tiene una relación muy buena y muy próxima con Catalunya porque nos vemos identificados nuestros propios deseos de autodeterminación, sobre la independencia de Flandes. Tenemos sueños y objetivos similares y, por eso, somos tan próximos y entendemos bien los sentimientos y los deseos de los catalanes. Queremos ofrecerles nuestro apoyo. Estas son parte de las razones por las cuales yo formo parte de la plataforma.

¿Cree que conseguirán este diálogo?
Generalmente soy optimista, por lo tanto, confío en que algún día veremos un diálogo entre Catalunya y España. Eso podría contar con la mediación de la UE y de otros socios internacionales. Es realmente imperativo que este diálogo empiece porque lo que estamos viendo ahora en Catalunya y en España es un problema político, no un problema jurídico. Es un tema político y sólo puede ser resuelto a través del diálogo y de conversaciones en torno a una mesa, escuchándose y sintiéndose unos en los otros y buscando soluciones. Sería lo mejor para todas las partes involucradas.

España está parada al siglo XIX, o con una mentalidad como en el tiempo de Franco

Pero España no quiere diálogo. ¿Por qué?
Es una gran pregunta. No sé lo que piensa el gobierno español, no puedo leerles la mente. Pero lo que sí que puedo decir es que parece que estén parados al siglo XIX, o con una mentalidad como en el tiempo de Franco. Ellos enfatizan la unidad de España, una cosa que entiendo y respeto, pero no puedes tener unidad a expensas de un grupo de gente, tienes que respetar los deseos de la gente y su derecho a la autodeterminación, tienes que respetar eso. Hay que respetar Catalunya y lo que quiere y siente su gente. El gobierno de Catalunya y su población han pedido a Madrid durante mucho tiempo, durante años, tener este diálogo.

Hace años que no hay este diálogo...
Exacto. El año 2006 hubo un acuerdo entre Catalunya y Madrid (el Estatuto), pero el Partido Popular lo rompió y lo llevó a los tribunales. Aquí es donde empieza el problema. En aquel momento estaba muy claro que era una solución política que satisfacía las dos partes, los dos intereses, pero después el PP minó este acuerdo, y no sé por qué lo hicieron. Ahora bien, no lo hicieron por el interés de Catalunya o España, sino por su propio beneficio político. Es una vergüenza.

La violencia del 1-O fue real, y venía de parte de la policía española. Se tendría que investigar en detalle lo que hicieron y responsabilizarlos

¿Qué le pareció la reacción del gobierno español, a través de la policía, durante el 1-O?
La violencia fue horrible. Yo estaba allí. Donde yo estaba no hubo violencia, no la vi con mis ojos, pero mi compañero Mark Demesmaeker sí que vio y, de hecho, casi fue disparado por una bala de goma y también nuestra persona de prensa que había allí. La violencia fue muy real, fue violencia real no un fake, y venía de parte de la policía española. No venía de los catalanes.

Se está acusando al Govern de ser el responsable de esta violencia...
Quiero ser muy clara en este punto, yo y mis compañeros vimos a los catalanes de una manera muy pacífica, manifestándose y votando en el referéndum en un ambiente muy calmado, pacífico y alegre. La gente estaba contenta de poder votar, expresar sus sentimientos y compartir sus opiniones sobre el futuro de los catalanes. Fue un movimiento muy pacífico hasta que llegó la policía española. Se tendría que investigar en detalle lo que ha hecho la policía española y responsabilizarlos de lo que hicieron. Además, los catalanes no tendrían que ser juzgados por expresarse de una manera pacífica.

Que el PP gobierne Catalunya con el 5% de los votos no es democrático

¿Qué piensa de los encarcelamientos? ¿Son presos políticos?
¡Claro que son presos políticos! Si no fuera por su opinión sobre el futuro de Catalunya, no estarían en prisión. Están en prisión porque tienen el deseo de una Catalunya independiente.

Pero en una democracia hay libertad de expresión...
Aunque no guste la idea de la independencia, se tiene que poder expresar. Eso es la democracia. Puede haber diferencias de opiniones y, en caso de ser así, hay que intentar convencer el otro a través de una discusión. Lo que he visto en Catalunya hasta ahora es una clara posición de apoyo a la independencia de Catalunya. Eso es la democracia. Aunque no te guste, está muy claro, y no es aceptable que el PP gobierne Catalunya con sólo un 5% de los votos. ¿Ellos tienen que decidir el futuro? No creo que sea democrático, en absoluto.

Helga Stevens Parlamento Europeo

Tres consellers catalanes están en Bélgica. ¿Cree que serán extraditados?
El Estado español lanzó una orden de extradición pero cuando llegó al tribunal la sacaron. Ahora vuelve a los tribunales y creo que tenemos que dejar que sea el sistema judicial a quien decide. No somos nosotros, los políticos, quien tenemos que comentar eso. Es el juez quien lo tiene que decidir. Tendremos que ver qué dice Alemania.

De hecho, Alemania ya ha dicho que no extraditará Puigdemont por violencia...
Exacto, no por rebelión, pero parece que todavía tiene que decidir sobre los cargos de malversación. Por lo tanto, tendremos que ver qué decide el juez alemán.

¿Hay apoyo en Bélgica a Puigdemont o los consellers?
No he visto reacciones negativas. Especialmente los flamencos son muy conscientes de lo que está pasando y apoyan a Puigdemont y los consellers que están en el exilio. No tendrían un juicio justo en España en estos momentos.

¿En Valonia ha habido otra reacción?
No lo creo, no.

Se tiene que forzar España al diálogo, la represión no resolverá el problema

¿Pensaba que la situación podía acabar así? ¿Cómo cree que evolucionará?
Esta es la pregunta del millón. Desafortunadamente el gobierno español tenía una solución en el 2006, pero el PP la dejó escapar. Actualmente la única manera de salir de la crisis es pedir a las entidades internacionales que hagan mediación. A la UE, la Comisión, la ONU, el quien no es lo importante. Pero es necesario un mediador que traiga a España y al Govern catalán a la mesa. Puigdemont y sus consellers siempre han querido la negociación, pero el gobierno español ya ha dicho que eso no pasará.

¿Y entonces?
De alguna manera se les tiene que forzar. Es la única manera, la represión no resolverá el problema. Su comportamiento se parece a Turquía. La gente no se puede expresar libremente, están siendo encarcelados... ¿Dónde está la libertad? ¿Dónde está la democracia? Está totalmente fuera de control o de proporción. Si una mujer es acusada de terrorismo por protestar en la calle entonces donde queda el derecho a la protesta... Sólo se puede hablar de terrorismo si hay violencia, con una bomba o un ataque físico, pero en este caso no hay violencia.

¿Por qué la UE no dice nada? ¿Si pasas en África lo harían?
Absolutamente. Es una de nuestras grandes frustraciones con este tema. La UE utiliza dobles estándares aquí. Somos los primeros y lo hacemos muy rápido eso de criticar Turquía, Rusia y otros, pero cuando pasa en uno de nuestros estados miembros estamos muy callados y en silencio. Es inaceptable y una vergüenza. Juncker, Tajani y Timmermans tienen la obligación de manifestarse en contra de España y preguntarle qué pasa, en lugar de mirar hacia otro lado. No tendrían que permitir a España que haga lo que está haciendo.

¿Por qué lo hace?
No entiendo por qué no condenan a España si están contentos condenando Polonia. Supongo que como España está en la familia política adecuada (en el PPE) no ha sido condenado. Eso no es justo. No podemos utilizar dobles estándares en este caso. Y si lo vamos a hacer, entonces no tenemos legitimidad para denunciar nada sobre cualquier otro estado que cometa este tipo de atrocidades. Tenemos que reaccionar igual en cada país. Estoy bastante enfadada con eso porque es por eso que la gente está perdiendo su confianza con la UE está porque la UE no está siendo consistente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat