El pleno del Parlamento Europeo de la semana próxima tendrá que pronunciarse sobre el informe del levantamiento de la inmunidad de Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, y los grupos van tomando posiciones. Esta mañana ha sido el grupo de los Verdes / Alianza Libre Europea quien ha aprobado votar en contra del suplicatorio.

El grupo de los Verdes/ALE cuenta entre sus miembros con los dos eurodiputados de ERC, Diana Riba y Jordi Solé. También intentaron incorporarse Puigdemont i Comín cuando tomaron posesión del escaño, pero ante las reticencias internas acabaron retirando la petición. Este grupo dispone de 73 de los 705 diputados de la Eurocámara y la decisión de votar en contra del suplicatorio ha sido adoptada por unanimidad.

El suplicatorio ha sido objeto de debate en la reunión antes de acordar el voto en contra. Se han registrado diferentes intervenciones sobre el tema, según fuentes de los Verdes consultadas por ElNacional.cat, que han avalado la decisión.

Los Verdes y la Izquierda Unitaria

De hecho, el eurodiputado de los Verdes Sergey Lagodinsky ya dejó claro la semana pasada cuando se votó el suplicatorio en el marco del Comité de Asuntos Jurídicos su voto en contra argumentando que el procesamiento de los políticos independentistas está politizado y es desproporcionado.

El voto de los Verdes se añade al apoyo a los políticos independentistas expresado por Manon Aubry de la Izquierda Unitaria Europea, que el mismo día en que se aprobó el suplicatorio en la Comisión de Asuntos Jurídicos anunció que los diputados de su grupo votarían en contra al pleno.

Aubry expresó el rechazo al suplicatorio en las redes advirtiendo que era "un grave precedente" y una "parodia democrática" porque la Eurocámara "propone entregar a sus diputados a la persecución política de un estado miembro".

La votación del suplicatorio al Comité de Asuntos Jurídicos prosperó gracias al apoyo de 15 de los 25 miembros del comité mientras que ocho votaron en contra y dos se abstuvieron. La suma de 15 votos hace evidente las dificultad que está representando para el Estado español impulsar el suplicatorio: Sólo el grupo del PPE, el grupo socialista y el grupo Renew -del cual forma parte Cs- cuentan con 16 representantes en el comité, de los cuales 5 son españoles. Además, el grupo de Conservadores y Reformistas, del cual forma parte Vox, tiene dos representantes en este comité, uno de los cuales el eurodiputado búlgaro ultra que hizo el informe a favor de aceptar el suplicatorio, Angel Dzhambazki.

Por otra parte, a las irregularidades denunciadas por Junts durante el procedimiento de debate del suplicatorio se ha añadido el grave error que incluía el suplicatorio de Ponsatí en que se le atribuía un delito de malversación de dinero públicos, del que no le acusa la justicia española. La Eurocámara tuvo que hacer pública una errata. Sin embargo, Ponsatí denunció la situación ante el presidente del Parlamento, David Sassoli, y advirtió que con esta corrección no era suficiente.

La falta de rigor en un procedimiento tan delicado ha provocado preocupación en la Eurocámara hasta el punto de poner en cuestión la aprobación del informe.

Todos los informes de suplicatorios que se han aprobado en comisión desde el 2014, más de cincuenta, han sido ratificados posteriormente, sin excepción, en el pleno del Parlamento.

 

En la imagen principal, Toni Comín, Carles Puigdemont y Clara Ponsatí, al pleno del Parlamento Europeo / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat