Francisco Granados ha implicado a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y a su sucesora, Cristina Cifuentes, en la presunta financiación irregular del Partido Popular. El que fuera exsecretario general del PP de Madrid, ahora implicado en el caso Púnica, ha señalado a las principales responsables de la administración regional de estar detrás de la corrupción de la formación. Hasta ahora, Aguirre siempre había salido impune.

Granados ha declarado voluntariamente este lunes en la Audiencia Nacional, desde donde ha reconocido la existencia una caja B en el Partido Popular al menos en dos elecciones regionales. Detrás de esta trama corrupta, según el exconsejero de la Comunidad, se encontraban en primer término el también exconsejero Ignacio González, junto a la presidenta del partido en Madrid, Esperanza Aguirre, y también de Cristina Cifuentes.

"Había una campaña paralela", ha expuesto el exsecretario general del PP madrileño sobre la corrupción en el seno del partido, que ha contado con todo lujo de detalles cómo funcionaba la trama: a modo de ejemplo, en las elecciones autonómicas de 2011, Cifuentes se encargaba de gestionar el dinero por la vía regular, mientras que González se encargaba de la caja B, los fondos irregulares. Unos tejemanejes que, por cierto, coincidieron con una relación sentimental entre ambos, según ha señalado.

La otra campaña

Según su versión, esa campaña se llevó "fuera del ámbito del gerente regional del partido", cargo que entonces ostentaba Beltrán Gutiérrez -también imputado en Púnica, y en "una primera fase" estuvo dirigida "a las ordenes de Ignacio González", sucesor de Aguirre en la presidencia madrileña e imputado en Lezo por irregularidades en la gestión del Canal de Isabel II.

Esa campaña, ha añadido, se financiaba "a través de gastos de publicidad que se encargaban a empresas del ámbito de la Comunidad de Madrid".

"No he manifestado ninguna duda sobre la limpieza o la honradez de las personas, de los directores generales, de los consejeros", ni tampoco "de los funcionarios de la Comunidad de Madrid" en empresas públicas como "Arpegio, Mintra, ni en el Metro, ni en los hospitales ni en la educación. Todo lo contrario, estoy absolutamente seguro de su honradez y de que lo han hecho de acuerdo a la ley y como debían".

Cifuentes se querella

La presidenta regional del PP, Cristina Cifuentes, ha anunciado que va a presentar "de inmediato" una querella contra Granados por "un cúmulo de falsedades y un grave atentado contra su honor y su imagen". Cifuentes ha tomado esta decisión tras conocer, a través de los medios de comunicación, las acusaciones del exsecretario del partido.

Cifuentes ha anunciado que va a ejercer ante los tribunales "cuantas acciones civiles y penales le correspondan, por lo que constituye un cúmulo de falsedades y un grave atentado contra su honor y su imagen".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat