La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado en declaraciones en El Món a Rac1 que el ejecutivo de Pedro Sánchez tiene la intención de revertir el decreto que facilitó la salida de empresas y el cambio de la sede social después de la celebración del referéndum del 1 de octubre.

En este sentido, Calvo ha señalado que después del 1 de Octubre las empresas "se marcharon de Catalunya por la inseguridad vivida", pero que el PP "hizo un destrozo importante en la economía catalana con el decreto de las empresas". Por eso ha querido defender el talante dialogante del actual Gobierno lanzando un mensaje a las empresas: "Catalunya es un espacio seguro".

Por todo ello, la vicepresidenta ha insistido en que es intención del ejecutivo de Pedro Sánchez "revertir" el decreto que facilitó la salida de empresas.

Este anuncio llega en paralelo al acuerdo entre el PSOE y Podemos para que la formación de Pablo Iglesias dé apoyo a la aprobación de los presupuestos generales del Estado para el 2019, un entendimiento que, de todos modos, necesita el apoyo de otras formaciones. En este sentido, Calvo ha anunciado que hoy mismo tiene previsto encontrarse con la consellera de Presidència, Elsa Artadi. Calvo ha admitido que pedirá apoyo al grupo del PDeCAT al Congreso para la aprobación de los presupuestos.

Mensaje a las empresas

Calvo defiende que quieren lanzar un "mensaje" a las empresas para que confíen en volver a Catalunya porque existe "diálogo y relación leal y estable" con la Generalitat y eso tiene que dar "crédito y tranquilidad" porque se trata de un "espacio seguro". "El gobierno de España tiene claro que hay que trabajar por un marco de estabilidad y seguridad", ha manifestado.

"Ahora ya no se dan las condiciones para la salida de empresas; muestra de ello es que cada vez que venimos a Catalunya nos reunimos con representantes", ha manifestado la vicepresidenta, que reconoce que la situación de hace un año generó "inseguridad" en las empresas, pero considera que aquel escenario ya ha quedado superado. Por eso derogarán el decreto que impulsó el PP para allanar el camino a las empresas que querían salir de Catalunya.

El 6 de octubre del 2017, el Gobierno —en manos del PP— publicó en el BOE el decreto ley que permitía a las empresas cambiar la sede social sin necesidad de contar con el visto bueno de la junta de accionistas. Esta medida allanó el camino a las grandes empresas para poder trasladarse fuera de Catalunya.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat