"No tenemos constancia". De esta manera ha reaccionado el gobierno español a los incidentes que protagonizaron simpatizantes del sindicato policial Jusapol en Waterloo (Bélgica) el pasado noviembre. Se grabaron delante de la Casa de la República y profirieron insultos contra el president Carles Puigdemont y su equipo de seguridad.

En respuesta al senador de EH Bildu Jon Iñarritu, el ejecutivo de Pedro Sánchez asegura que "no se tiene constancia oficial procedente de las autoridades belgas que ciudadano español alguno haya originado incidentes en Waterloo el pasado 27 de noviembre".

Una respuesta que constata con la realidad. En un vídeo difundido por Voz Pópuli se puede ver como varias personas increpan a los vigilantes de seguridad, que tuvieron que llamar la atención a uno de los simpatizantes por subirse a la valla que rodea la casa, y como insultan a Puigdemont.

"Perro asqueroso", "Mira la casa del hijo de puta" son los insultos que dedicaron a Puigdemont, mientras que a los dos vigilantes les dijeron: "No sois policías ni sois nadie". "Os tendría que dar vergüenza, no tenéis orgullo ni cojones", continuó un hombre que llevaba una camiseta del sindicato policial, que añadió que los dos guardias son "los perros de un asqueroso, comepollas es lo que sois".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat