El conseller Josep Rull tiene muy claro cuál es la principal preocupación del gobierno español en estos momentos: "le preocupa más la imagen de los jueces que los derechos civiles de los acusados". El conseller, encarcelado en Lledoners, considera esta preocupación un "claro déficit democrático".

Según Josep Rull, "el gobierno español dedica recursos a predicar que los tribunales son independientes e imparciales y a desacreditar las denuncias de los presos políticos".

El conseller hace referencia a la campaña acusando de desinformación a los independentistas coincidiendo con la celebración de los juicios del 1-O que prepara el gobierno español y las instituciones del Estado. Así lo detalló en una entrevista con Efe la secretaria de Estado para España Global, Irene Lozano, exdiputada de UPyD y ahora responsable de la reputación internacional de España, que confirmaba que tendrán para eso una dotación presupuestaria.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat