El Gobierno quiere "mantener el diálogo dentro de la Constitución". De esta manera ha respondido la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en las "soflamas unilaterales" de algunos dirigentes independentistas. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes, ha defendido la necesidad de una investidura para hacer frente a "desafíos" como la sentencia del Tribunal Supremo, que llegará en las próximas semanas, y ha espoleado a Pablo Iglesias a abandonar "propuestas absurdas y vacías de contenido" y aceptar el acuerdo programático con el PSOE. Las palabras de la dirigente socialista llegan con el diálogo Estado-Generalitat interrumpido desde hace meses, y el día siguiente que la portavoz del Gobierno, Meritxell Budó. exigiera reanudar esta interlocución.

"No es una cuestión de himnos y banderas; el gobierno quiere seguir trabajando en el diálogo dentro de la Constitución", ha defendido a la portavoz española en funciones. Lo ha hecho, sin embargo, después de advertir de los "mensajes de los líderes independentistas" durante la celebración de la Diada así como de la "inminencia" de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio al procés, que se espera para la primera quincena de octubre. "Queremos seguir trabajando", ha asegurado. Para eso hace falta la formación de un gobierno, ha insistido.

En este sentido, la dirigente socialista ha calificado como "propuesta absurda y vacía de contenido" la oferta de Pablo Iglesias de un gobierno de coalición con un periodo de prueba de un año, que en caso de salida del ejecutivo Unidas Podemos mantendría el apoyo parlamentario. "El gobierno de coalición es inviable; aceptemos esa realidad", ha asegurado. "No podemos conformar un gobierno sobre un terreno de desconfianza, bajo la vigilancia de una parte sobre la otra", ha insistido. "Tenemos que construir un gobierno sólido, no sobre la arena", ha concluido.

El Gobierno no se mueve de su oferta sobre la mesa: acuerdo programático, sistemas de garantías del cumplimiento y "participación activa" en la administración del Estado, sin más concreción. "La situación por parte del PSOE está muy clara; hemos hecho una oferta y estamos a la espera de que Unidas Podemos reflexione y nos conteste sobre esta oferta", ha señalado Isabel Celaá, que ha avisado de que los ciudadanos son conscientes de la "inflexibilidad" de la formación de Pablo Iglesias si hay una repetición electoral el 10 de noviembre

"Hay los votos, los escaños y el programa. Sólo falta el de Unidas Podemos", ha afirmado la portavoz en funciones del Gobierno. "Lo que tiene que decidir ahora Unidas Podemos es si quieres enfrentar los problemas laborales, luchar contra los alquileres desorbitados o hacer una ley de lucha contra el cambio climático, o si prefiere elecciones. Tiene que decidir si quiere volver a unirse a las tres derechas para impedir una vez más un gobierno progresista", ha espetado.

Finalmente, Isabel Celaá ha descartado un escenario de debate de investidura sin tener previamente garantizados los apoyos a esta investidura. "No someteremos la ciudadanía a una nueva frustración de una investidura fallida si no cuenta con el respaldo suficiente", ha asegurado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat