"Rechazo total y frontal". Así ha descrito el gobierno español la quema de fotos del Rey por parte de los diputados de la CUP en palabras de su delegado en Catalunya, Enric Millo.

En una entrevista esta mañana en Ràdio 4, Millo ha añadido que el gobierno español ha puesto en conocimiento de la Fiscalía el hecho de que varios diputados de la CUP rompieran fotografías de Felipe VI en el Parlament, así como la quema de fotografías en varias manifestaciones de todo el territorio en apoyo a los detenidos.

Millo ha manifestado que el Gobierno español hace un rechazo "total y frontal" de estos hechos y los ha calificado de injuriosos e insultantes y un "ataque a la convivencia".

"No se puede aceptar este comportamiento, tampoco en nombre de la libertad de expresión", ha detallado Millo, después de decir que el límite de ésta es el "respeto a las instituciones democráticas".

Millo ha dicho que romper fotografías del monarca o quemarlas son actos "fuera de lo que se puede esperar de los representantes políticos", y ha asegurado que estos actos sitúan a los políticos que lo hacen "fuera de la democracia y las reglas del juego".

Ayer los Mossos d'Esquadra detuvieron a Iván Altimira, Jordi Almiñana y Aitor Blanc, tres de los cinco acusados de quemar las fotografías del Rey Felipe VI el pasado 11 de septiembre. Tras las detenciones, la CUP convocó manifestaciones por todo el territorio, donde las diputadas Mireia Vehí, Eulàlia Reguant y Carles Riera quemaron fotografías. En rueda de prensa en el Parlament, se pudo ver a Benet Salellas, Eulàlia Reguant, Mireia Vehí, Gabriela Serra, Joan Garriga, Anna Gabriel y Núria Gibert.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat