El nuevo informe de Amnistía Internacional que reclama la libertad inmediata de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart no parece haber llegado a la Moncloa. Dos semanas después de su publicación, el Gobierno sigue haciendo oídos sordos y se escuda en la separación de poderes. Así lo ha evidenciado el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en la sesión de control celebrada en el Congreso de los Diputados al ser preguntado por Laura Borràs (JxCat) y Albert Botran (CUP).

 

"¿Cree que el gobierno puede ir y abrir la celda? Este no es el sistema democrático y de derecho que nos hemos dado", ha defendido el ministro, señalando que hay una sentencia "firme" contra los presos y que ahora es el Tribunal Constitucional quien está estudiando el caso. En este sentido, Campo ha defendido que la misión del gobierno no es "juzgar" y ha instado a los dos partidos a presentar reformas legislativas para reformar el delito de sedición. Una modificación en la que ha recordado que el PSOE estaría de acuerdo, pero ha pedido hacerla con el "sosiego necesario" y no "al calor" de una determinada decisión concreta.

 

En el turno de réplica, Botran ha acusado al ministro de poner "excusas" y querer "sacarse las responsabilidades de encima" y ha asegurado que con "voluntad política" se puede hacer todo. Por su parte, Borràs se ha quejado de que la pregunta no fuera resuelta por el vicepresidente Pablo Iglesias y ha leído un mensaje de Jordi Sànchez dirigido al presidente del Gobierno, en el que le pedía que la "gravedad del momento" con la crisis del coronavirus no le haga olvidar la resolución del conflicto político.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat