La vicepresidenta en funciones del Gobierno, Carmen Calvo, ha manifestado que la fórmula para evitar unas nuevas elecciones es formar "un gobierno progresista que no se tenga que sustentar sobre el independentismo". Como es habitual, Calvo ha cargado contra Podemos, instando a los de Pablo Iglesias que "asuman su responsabilidad".

La dirigente socialista, que ha asistido esta mañana a la toma de posesión de Javier Lambán como presidente del Gobierno de Aragón, ha declarado, ante los medios, que el PSOE con 123 escaños ha alcanzado "una gran victoria electoral". Ha insistido en que su partido ha intentado durante todo el mes de junio, que Unidas Podemos "comprendiera que lo importante es el programa, los objetivos, las políticas y después los otros elementos".

Asimismo, Calvo ha pedido responsabilidad para las derechas españolas resaltando que España no es una palabra vacía y tiene que ser también su responsabilidad. Ha considerado que "no pueden obstaculizar la mayoría que ha salido de las urnas, que es una mayoría clara, no suficiente". En este sentido ha añadido que los partidos de derechas "tendrían que allanar el camino" para facilitar una investidura.

Aun así, Calvo es optimista y cree que todavía tienen tiempo por delante y está convencida de que se puede investir a Sánchez como presidente, siempre y cuando los partidos ocupen su lugar y se sepa si "construyen o destruyen".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat