Foment del Treball ha asegurado que el seguimiento del paro de país ha sido "imperceptible" y "prácticamente nulo". La patronal catalana lo ha argumentado en un comunicado diciendo que "no ha habido seguimiento en el transporte público, ni en el sector de hostelería y restauración, ni en el comercio, ni en el ámbito industrial".

Para Foment, las únicas incidencias de la huelga han sido condicionadas por los "actos coercitivos en términos de cortes de carretera y otros". En el comunicado, la patronal asegura que se trata de una "huelga ilegal con motivaciones extralaborales, con defectos formales y que ha sido convocada por un sindicato minoritario sin la suficiente implantación para considerarse legitimado para convocar una huelga general".

La patronal catalana lamenta también "la utilización abusiva y fraudulenta del ejercicio del derecho de huelga, generando vulneraciones de otros derechos fundamentales". Todo viene después de que Foment del Treball demandó al sindicato convocante del paro de país, la Intersindical-CSC, ante el TSJC, pero el alto tribunal decidió no suspenderlo como medida cautelar como pedía la patronal.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat