La Fiscalía General de Estambul ha abierto una investigación contra el presidente del Colegio de Abogados y a once miembros de la junta directiva tras aparecer colgada en el exterior de la sede de ese organismo una pancarta con la fotografía de la abogada kurda Ebru Timtik, que falleció hace tres semanas tras 238 días en huelga de hambre en demanda de un juicio justo.

El fiscal ha convocado a once consejeros del colegio profesional para interrogarlos, incluido su presidente, Mehmet Durakoğlu. “No hay delito, es una acusación inventada, una causa política”, ha dicho Durakoğlu al diario turco Cumhuriyet, el más antiguo del país y de perfil opositor al autócrata turco Reccep Tayyip Erdoğan.

Funcionarios del colegio profesional han explicado que el cartel colgaba de la ventana del despacho de un grupo de abogados, pese a que fueron advertidos de que lo retiraran. Estas explicaciones no han servido de nada y la fiscalía ha encausado a la junta en pleno.

Polémico proceso

La abogada Ebru Timtik fue condenada en marzo de 2019 a trece años y seis meses de cárcel por “pertenencia a organización terrorista”, según informó la Asociación de Abogados Progresistas (ÇHD), de la que Timtik era miembro. En el polémico juicio, la defensa criticó la falta de acceso a las pruebas y que el tribunal aceptara testigos anónimos.

Con Timtik fueron condenados otros 17 abogados miembros de la ÇHD a penas que suman 159 años de prisión. La abogada inició la huelga de hambre el pasado 2 de enero. Un mes después se sumaba a la protesta otro condenado, Aytaç Ünsal. Ambos fueron hospitalizados a finales de julio, después de que un tribunal se negara a liberarlos, pese a que el Instituto de Medicina Forense de Estambul había certificado su deterioro físico.

Timtik es la cuarta presa que fallece este año en huelga de hambre en Turquía. La han precedido dos músicos de la banda Grup Yorum, que exigían la liberación de siete miembros del grupo; y Mustafa Koçak, que pedía un “juicio justo”.

Sánchez habla con Erdoğan

El pasado jueves, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, y el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, conversaron por videoconferencia para tratar asuntos bilaterales y regionales en medio de la escalada de tensiones entre Ankara y Atenas en el Mediterráneo oriental, según informó la Presidencia turca en un comunicado. La represión de la oposición y el deterioro de los derechos humanos en Turquía no fueron objeto de la conversación.

Este es el segundo diálogo entre Sánchez y Erdoğan en las pasadas dos semanas. Además, a finales de julio, la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya, intentó rebajar las tensiones durante una visita a Ankara en la que Turquía se mostró dispuesta a “detener” durante un mes las exploraciones de gas en el Mediterráneo oriental que le enfrentan a Grecia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat