La fiscalía de Bruselas todavía no ha recibido la orden de detención de Carles Puigdemont que ha emitido este mediodía el magistrado Pablo Llarena, justo después de que se haya hecho pública la sentencia del juicio al procés.

En un comunicado, el ministerio público belga explica que "la fiscalía de Bruselas todavía no ha recibido ningún documento de las autoridades españolas". La fiscalía informará cuando reciba el requerimiento mediante otro comunicado.

El magistrado de la sala de lo penal del Supremo Pablo Llarena ha activado una nueva euroorden contra el president en el exilio, Carles Puigdemont. De la misma manera, el instructor de la causa sobre el procés también ha puesto en marcha una orden de detención internacional.

Después de notificarse la sentencia de la causa del procés, Llarena se ha activado y ha pedido la detención mediante una orden europea e internacional de detención y entrega del president de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos, acordando su orden de ingreso en la prisión. El juez instructor de la causa ha considerado plenamente justificada la petición en este sentido, que ha sido cursada por escrito por la fiscalía.

Como ya pasó ahora hace un año, cuando se dictó el procesamiento de los acusados, Llarena ha activado la euroorden y también una orden internacional de llamamiento, búsqueda y detención contra Puigdemont. A diferencia del anterior, que acabó retirando, Llarena la dicta por los delitos que marca la sentencia de hoy para los responsables del Govern: sedición y malversación. El auto recuerda que si "la sola imputación fue propiciatoria de la huida de algunos de los presuntos responsables y justificaría por sí misma la orden de detención europea, las condenas pronunciadas contra los encausados no evadidos propicia el riesgo de que a partir de ahora los prófugos busquen reforzar su huida refugiándose en países que no forman parte de la Unión Europea y, por lo tanto, que no hayan asumido el compromiso de cooperación que rige en la Unión".

En el momento en que la fiscalía reciba la orden, tendrá que evaluar si hay delito y pedir al juez la detención y extradición o bien desestimarla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat