El eurodiputado del PP catalán Santiago Fisas asegura que si el referéndum del 1-O es "de pacotilla" el Gobierno español no le hará "ni caso". En una entrevista con la ACN, Fisas dice que no cree "que haya" que aplicar el artículo 155 a Catalunya para frenar la votación e incluso se plantea si "políticamente sería adecuado aplicarlo". "Yo no soy partidario", admite el eurodiputado popular, que afirma que "puede haber otras soluciones". "Yo no le puedo decir si habrá o no referéndum, no lo sé", reconoce Fisas, que sin embargo añade que la votación "no tiene ninguna salida" y no tendrá "ningún reconocimiento ni por parte del Gobierno español ni por parte de Europa". "El día 2 yo creo que nos tendríamos que sentar a la mesa y empezar a pensar soluciones realistas por parte de todos", observa.

"Cualquier artículo legal de la Constitución es aplicable, pero dicho esto, no creo que haga falta", asegura Fisas sobre el artículo 155. El eurodiputado popular asegura que "de ninguna manera" irá a votar" en el referéndum del 1 de octubre, que avisa de que "va en contra la Constitución, va en contra del Estatuto y va en contra de la normativa internacional". "Va en contra de todo, nos encontramos con una ilegalidad total, y no hay posibilidad de sacarlo adelante, sobre todo como se está preparando", dice el eurodiputado del PP.

Aunque remarca que no le gusta hacer "política ficción", Fisas reconoce que la Constitución se puede cambiar y que si el proceso se hiciera "de una manera legal" ya "veríamos qué pasaría". "Reconozco que es muy difícil que se pueda sacar adelante este cambio de Constitución, no es imposible, porque está dentro de la propia normativa constitucional, pero es muy complicado por las mayorías políticas que hay en España", indica.

"La ley es la ley", reitera Fisas, que dice que "a estas alturas es lo que hay" y que el 1-O "no se puede sacar adelante de esta manera porque no tendría ningún reconocimiento de la comunidad internacional". "Declaramos ilegalmente la independencia de Catalunya, ¿y qué pasa? Continuamos igual que el día antes, es la verdad, pero con una rotura", avisa Fisas, que dice que le preocupa la gente que cree en la independencia "con total buena fe" y que considera que se quedará decepcionada al día siguiente del referéndum.

Por eso, el eurodiputado del PP tiene "claro" que el 2 de octubre hay "que negociar". "Existe un problema político, eso es evidente, y es evidente que este problema político se tiene que resolver dentro de la legalidad, pero se tiene que hablar", reitera. Según Fisas, el diálogo hasta ahora es "muy complicado" porque el president Puigdemont hace, desde su punto de vista, "chantaje" a Madrid.

La visión en Bruselas

El eurodiputado admite que "hace unos meses nadie hablaba del tema de Catalunya" en el Parlamento Europeo pero que "ahora sí que se habla". "Hay gente, mucha gente, que me pregunta, los colegas me preguntan qué pasa en Catalunya", dice Fisas, que aun así advierte que a "los grandes países" como Francia, Alemania, Italia o Polonia no les interesa "abrir el melón". "Hay otros países de la órbita soviética, países bálticos, del ex Yugoslavia, que de entrada pueden tener cierta simpatía", reconoce, aunque dice que "no quieren aceptar cualquier cosa que sea ilegal".

"La independencia nadie se la cree de verdad, piensan que eso es un momento de tensión, pero que al final se encontrará una solución, alguna negociación", destaca Fisas. El eurodiputado del PP dice que hay "cierta preocupación" pero "limitada". "Fenómenos como el de Podemos preocupan más", concluye.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat