Decenas de personas --200 según fuentes policiales y 300 según los organizadores-- han reclamado en la noche de este viernes durante una manifestación convocada por Falange frente a la casa de José Antonio Primo de Rivera la defensa de la unidad nacional al grito de "España no se vota ni se negocia".

Durante la concentración, convocada a las 21.00 horas frente al número 24 de la calle Génova de Madrid, donde se encuentra la casa del fundador de Falange Española, los congregados han exigido la unidad de España y han clamado contra la "persecución de ideas".

Los congregados, entre los que se encontraba el jefe nacional de La Falange, Manuel Andrino, han portado banderas falangistas, banderas catalanas con el yugo y las flechas sobreimpreso y multitud de banderas españolas.

Bajo una dispositivo policial desplegado en la zona para garantizar la seguridad, los manifestantes han proferido consignas como "España, una, España grande y España libre", así como gritos de "¡Viva Primo de Rivera".

Durante la manifestación ha intervenido Martín Sáenz de Ynestrillas, hermano del dirigente ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrillas e hijo del comandante del mismo nombre asesinado por ETA.

"Frente al separatismo criminal, la bandera rojigualda sigue alzada", ha clamado Ynestrillas, que ha terminado su discurso con un "¡Arriba España!".

Tras más de una hora y media frente al edificio que albergó la casa de Primo de Rivera, los manifestantes han entonado el Cara al Sol con el brazo en alto y algunos de ellos han iniciado una marcha nocturna con el objetivo de llegar al Valle de los Caídos, donde reposan, todavía en lugar destacado, los restos mortales del fundador de La Falange.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat