Hasta 1.000 euros para cambiarse los muebles de casa, y un total de 200 como máximo por cada nuevo mueble, podrá obtener un residente en Extremadura que decida acogerse al Plan Renove Mobiliariario del Hogar de Extremadura aprobado por el gobierno autonómico en la última reunión del año.

La Junta, que preside el socialista Guillermo Fernández Vara, ha decidido otorgar estas peculiares subvenciones con el fin de "incentivar el consumo, estimular el comercio y propiciar la actividad económica del sector de la fabricación de muebles".

El sistema de ayudas supondrá un descuento del 25% del valor de cada mueble. La condición, según el decreto que regula estas ayudas, es que el mueble en cuestión se adquiera en un establecimiento comercial ubicado en Extremadura y que se haya adherido al plan gubernamental.

¿Qué tipo de muebles podrá subvencionar la Junta? Según se establece en el decreto, se considerarán muebles para el equipamiento del hogar los de dormitorio, incluidos los armarios, los de salón-comedor, cocinas, muebles de baño, sofás, recibidores y auxiliares en general. Los de cocina se contabilizarán como un único mueble.

De las ayudas se excluyen, en cambio, los muebles de jardín, los artículos decorativos, espejos, equipamiento textil, colchones y artículos de iluminación. Tampoco se subvencionará la adquisición de muebles para empresas.

Según el decreto, y como consecuencia de la crisis económica, en el periodo 2007-2015 el gasto medio en muebles y artículos para amueblar las viviendas ha caído un 59% en el conjunto del Estado y un 51% en Extremadura, lo cual justifica la concesión de estas ayudas oficiales.

Competencia asiática

"La decisión continuada de aplazar la compra de muebles para el hogar provoca que se mantengan en los hogares mobiliario con una antigüedad que supera su vida útil o uso óptimo", explica el decreto. Además, se alude a los efectos que sobre las empresas extremeñas del sector ha tenido la competencia asiática: "La globalización ha introducido una fuerte competencia en el sector de fabricación del mueble procedente de países asiáticos que han centrado su política de venta en la comercialización de un producto de bajo coste". Ello, se subraya "ha desplazado la compra de muebles en maderas nobles hacia la compra de muebles de peor calidad, lo cual acelera la pérdida de valor de estos bienes".

Por todo ello "con este plan se pretende facilitar las condiciones para que las familias extremeñas puedan renovar el mobiliario de su vivienda habitual. Además, gracias al incremento del consumo interno de muebles, se pretende dinamizar las ventas y ejercer un efecto multiplicador que permita fomentar el crecimiento de la economía regional".


 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat