Después de semanas sin acabar de concretar cuál era la respuesta consensuada que ERC quería para hacer frente a la inminente inhabilitación del president de la Generalitat, Quim Torra, este lunes su secretaria adjunta, Marta Vilalta, lo ha anunciado en la rueda de prensa posterior a la ejecutiva del partido.

"Habrá elecciones seguro cuando el Tribunal Supremo haga efectiva la inhabilitación", ha justificado Vilalta apuntando que el "dilema no es si elecciones sí, o elecciones no". "La cuestión es en qué condiciones llegamos el Govern y el independentismo en general", ha asegurado.

"Si hay inhabilitación, estaremos abocados a las elecciones", ha comentado planteando dos posibles escenarios: convocar elecciones antes de la inhabilitación o "no hacer nada". "ERC propone responder con unas elecciones antes de que inhabiliten a Torra para dar voz y voto a la ciudadanía. Seamos nosotros proactivos, controlamos los tempos y evitamos al máximo la provisionalidad", ha reivindicado.

Elecciones: a dos o cuatro meses

"El otro escenario es no hacer nada y que sea el Estado quien marque los tempos y tengamos elecciones a cuatro meses vista", en referencia a la aplicación de la ley de Presidencia que alargaría los comicios dos meses más que si Torra las convocara antes de ser inhabilitado. "Estamos dispuestos a debatir, matizar y consensuar esta decisión", ha añadido.

Preguntada por la negativa clara de Torra a convocar elecciones, Vilalta ha insistido en qué "hasta el último minuto tenemos tiempo para acordar que sea el president quien convoque elecciones". "No votamos a favor de las propuestas de elecciones de los partidos de la oposición porque tenían la intención de desgastar al Govern", ha explicado.

marta vilalta erc - marc puig

La secretaria adjunta de ERC, Marta Vilalta, llega a la sala de prensa del partido | Marc Puig

Más allá del argumento que explica que las elecciones son 'inevitables', la dirigente republicana ha asegurado que desde la formación creen que se necesita "una respuesta de país que piense en las necesidades de la gente". "La respuesta tiene que ser anti-represiva y política", ha dicho y ha mostrado su satisfacción por coincidir con la CUP al querer acordar la fecha electoral. "No queremos otro episodio de división y discrepancias. Un no acuerdo es lo que quiere el Estado y el unionismo", ha insistido.

La reforma de la sedición

Con respecto a la reforma del delito de sedición, proyecto estrella de los comuns para resolver la situación de los presos políticos, Vilalta ha rechazado que sea suficiente. "La reforma puede ser imprescindible para la democratización del Estado, pero no es una propuesta que sirva para resolver la causa general contra el independentismo", ha insistido.

Respondiendo a la líder de Catalunya En Comú Podem, Jéssica Albiach​, que ha dicho que la opción que aceptará La Moncloa es esta reforma, Vilalta ha respondido con ironía: "A veces hablan como si no formaran parte del Gobierno". "Es cuestión de voluntad política", ha dicho en referencia a la amnistía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat