Helga Stevens (Sint-Truiden, 1968) es una eurodiputada belga y vicepresidenta del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos. Forma parte del partido Nieuw-Vlaamse Alliantie, el partido independentista flamenco que ganó las pasadas elecciones estatales, que preside el gobierno de Flandes y que gobierna en la ciudad más importante de Flandes, Amberes. Stevens, además, se presentó a las elecciones para sustituir a Martin Schulz al frente del Parlamento Europeo. Fue durante esta campaña que se comprometió a permitir el uso del catalán si se convertía en presidenta de la Eurocámara, cargo que finalmente fue para Antonio Tajini. También fue una de las eurodiputadas que la semana pasada asistió a la conferencia que el president Carles Puigdemont, el vicepresident Oriol Junqueras y el conseller Raül Romeva dieron en Bruselas para explicar el procés catalán.

¿Qué le pareció la conferencia del Govern catalán en el Parlamento Europeo?

El ambiente positivo, la inesperada alta asistencia y las palabras pronunciadas por los tres representantes catalanes fueron muy impresionantes. El señor Puigdemont y los dos ministros llevaron a Bruselas una historia muy convincente. Defienden una sociedad democrática y abierta dentro de la Unión Europea y, como miembro de pleno derecho de la UE.

¿Cree que este tipo de conferencias ayudan en Europa a entender qué sucede en Catalunya?

Una de las principales tareas del Parlamento Europeo, y de sus miembros, es discutir temas, retos y problemas. Una gran parte de la sociedad catalana tiene el deseo de dar el último paso hacia la plena autonomía. Por eso, el caso catalán es un tema importante para el resto de la Unión Europea. Es tan importante discutir este deseo de Catalunya de ser independiente, como también debatir sobre el derecho universal a la autodeterminación.

Tengo la impresión de que el deseo de autodeterminación está muy vivo en la UE. Además de Catalunya, estamos presenciando este tipo de movimientos en toda Europa. Ante eso, me parece necesario que la UE adopte una posición clara sobre estos temas.

Helga Stevens y Carles Puigdemont durante la conferencia del presidente en Bruselas

El Gobierno español ha asegurado que no permitirá que el referéndum se celebre. ¿Cree que el Govern catalán tiene que llevarlo a cabo de todos modos?

La responsabilidad de organizar el referéndum recae del todo en los responsables políticos de Catalunya. Ahora bien, el impulso para conseguir un referéndum democrático para medir el apoyo de los catalanes y convertir este deseo colectivo en una decisión, me parece suficientemente justificado.

Que la UE no se posicione en el caso catalán es frustrante e irresponsable

¿Cómo se ve el proceso soberanista de Catalunya desde la Unión Europa?

Una gran parte de la UE se siente atraída por la idea democrática de la autodeterminación. Es una idea que está muy viva en ciertos estados miembros. Además, podemos identificar un cierto grado de simpatía hacia estos movimientos por parte de los que están desilusionados con sus gobiernos centrales.

Según mi opinión, la actitud de la Comisión Europea y del Consejo Europeo hacia el camino legítimo que algunas naciones europeas están tomando hacia la independencia, me parece alarmante. La Unión Europea se niega a tomar una postura, y eso me parece frustrante e irresponsable. La UE sería más atractiva si mirara hacia el futuro y se prepara para las consecuencias de una posible independencia de alguna de sus naciones europeas.

El Gobierno busca la confrontación criminalizando a los políticos catalanes

¿Y la actitud del Gobierno español hacia los catalanes, como la ve?

El Gobierno español ha optado por evitar el diálogo y busca la confrontación, criminalizando a las instituciones catalanas y sus representantes. Si el Gobierno español sigue adoptando una actitud tan poco razonable y nada democrática, no hará más que reforzar el impulso hacia una Catalunya independiente.

Helga Stevens, durante una sesión plenaria en el Parlamento Europeo

Un ejemplo de esta actitud es el proceso judicial que se ha iniciado en contra políticos soberanistas. ¿Cómo se ven este tipo de juicios contra políticos desde Europa?

Las discrepancias políticas no tienen que ser resueltas en los tribunales. Esta judicialización de la política es una vergüenza para la democracia española y es también indigno para una Unión Europea democrática.

¿Qué significaría ver a los políticos catalanes en prisión por el referéndum?

Eso significaría una derrota total de la política pacífica. Espero que estos escenarios se puedan evitar.

La Unión Europea tiene que reaccionar ante el caso catalán

¿Cree que la Unión Europea tiene que reaccionar ante estas cuestiones?

¡Claro que sí! Los catalanes también son ciudadanos de la UE. La Unión debe proteger a sus ciudadanos, también cuando se ven amenazados por la autoridad central de su propio país. Muy a menudo hablamos de los apoyos que tiene la UE. Si Europa quiere construir puentes y verdaderamente defiende su lema de "unidos en la diversidad", tiene que reaccionar ante este caso. Si Europa critica el abuso de los derechos civiles por todo el mundo, también tiene que aplicar las mismas normas cuando se trata de violaciones de sus Estados miembros.

Helga Stevens, durante la votación del presidente del Parlamento Europeo

Sobre la lengua catalana, el mes pasado usted se presentó como candidata a la presidencia del Parlamento Europeo y prometió permitir el catalán en la Eurocámara. ¿Qué motivó esta decisión?

La N-VA (el partido nacionalista flamenco) apoya siempre a los otros pueblos, naciones y lenguas. El catalán es una lengua hablada por millones de ciudadanos de la UE, y creo que tiene que ser permitida en los contactos oficiales con las instituciones europeas. Mis compañeros catalanes no pueden expresarse en su idioma en este Parlamento, que se supone que es la casa de la democracia europea. Es esencial que los ciudadanos de la UE puedan comunicarse con las institucionales con su lengua. Es un derecho básico.

Finalmente usted no ganó, pero lo hizo el popular Antoni Tajini, que también se comprometió a ello. ¿Cree que lo acabará permitiendo?

Creo que el presidente Tajani tiene que mantener su promesa. Si no lo hace, la delegación del N-VA, que dirige mi compañero Marc Desmesmaeker, se encargará de recordárselo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat