Los representantes de las principales organizaciones empresariales aragonesas han escenificado este viernes un frente común para reivindicar que se ponga en marcha la Travesía Central del Pirineo (TCP), un corredor que conecte Madrid con París pasando por Aragón.

Los empresarios han reclamado ahora este proyecto -el cual en el 2011 quedó fuera de la Red Transeuropea de Transporte como eje prioritario- aprovechando para criticar los cortes en el Pertús (Francia) organizados por el Tsunami Democràtic esta semana: "No es justo que se penalice las comunidades que somos leales con España".

De esta forma, CEOE-Aragó, el Consejo Aragonés de Cámaras y Cepyme-Aragó han dejado patente la importancia que tiene para los empresarios aragoneses el corredor central. Los presidentes autonómicos de CEOE Y CEPYME, Ricardo Mur y Aurelio López de Hita, y el vicepresidente primero del Consejo Aragonés de Cámaras, Manuel Rodríguez Chesa, han explicado en rueda de prensa que estas conexiones, tanto ferroviarias como carreteras, resultan "indispensables" para desarrollar "todo el potencial logístico aragonés, la competitividad del tejido productivo autonómico y el atractivo de la región para atraer nuevas inversiones".

Han resaltado que, además, las conexiones transfronterizas a través de Aragón no son sólo necesarias para la Comunidad, sino que tienen que considerarse fundamentales para el transporte, principalmente de mercancías, de España y Europa.

El presidente de CEOE-Aragó, Ricardo Mur, ha subrayado que hay un sentimiento de "aburrimiento e indignación" entre los empresarios y ha vuelto a insistir en las protestas del Tsunami para justificar sus demandas: "Hemos venido a levantar la voz, Aragón también está aquí, no es justo que se penalice a los que somos leales con España".

"España no puede condicionar sus pasos a Catalunya y el País Vasco"

En este contexto, ha lamentado que la TCP quedara "en el olvido" el año 2011 con el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y "ante las presiones de Catalunya y el País Vasco". Ha considerado que esta travesía aportaría "estabilidad" ante las fronteras de Irún y la Junquera.

"España no puede condicionar sus pasos en Catalunya y el País Vasco, dos autonomías no pueden asfixiar la economía del resto". Ha precisado que cada día que la Junquera está cerrada la economía española pierde 20 millones de euros.

"Nos hemos cansado de injusticias", ha aseverado Mur, mientras ha incidido que Aragón tiene que tener "conexión de alta capacidad con Francia". Por eso, los representantes de los empresarios aragoneses buscarán apoyos, dentro y fuera de Aragón, para impulsar la TCP.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat