"Que el dolor y las lágrimas de estos días nos fortalezcan y que nos lleven con esperanza a un futuro mejor". Así se ha expresado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su breve parlamento para dar el pistoletazo de salida al acto de homenaje a las víctimas de la covid-19, los ciudadanos y los profesionales que luchan contra la pandemia.

Torra ha constatado que "el mundo que tenía que venir ya está aquí". "Forjémoslo juntos, hagámoslo con compromiso, con solidaridad y con fraternidad", ha pedido el presidente, que ha recordado a las víctimas y sus familias, y que también ha destacado "la abnegación y el coraje" de los sanitarios, el personal de emergencias y los servicios esenciales que han cuidado de los catalanes "poniendo en riesgo su salud".

El acto ha sido cerrado al público y se ha celebrado en las fuentes de Montjuïc de Barcelona a partir de las diez de la noche. Sólo se ha podido seguir a través de TV3 o a través de la web y las redes sociales del ejecutivo. El acto, con el titular "De la oscuridad a la luz", quería reflejar la idea de que este ha sido el transcurso de la sociedad catalana durante la pandemia.

En el acto han asistido una treintena de autoridades políticas del Govern, el Parlament y el Ayuntamiento de Barcelona, así como el ministro de Sanidad. No ha habido público para evitar riesgos y aglomeraciones.

El homenaje cuenta con proyecciones, lecturas de textos e interpretaciones musicales. Participan los músicos Jordi Savall, Txell Sust, Mònica Rodas, Clara Peya, Ariadna Peya, Gemma Humet, Las Migas, Miki Núñez, Lax'n'Busto, Miquel Abras, Dr. Prats, Jofre Bardagí, Beth, Elena Gadel, Santi Balmes, y los actores Rosa Andreu y Joan Pera.

acto homenaje coronavirus víctimas tuesta vírgenes isla - efe

Aragonès, Torra y Vergés, antes de empezar el acto / Efe

El Govern quería que el acto pudiera convertirse, por una parte, en una ceremonia colectiva con la cual compartir el dolor de miles de familias que, en la mayoría de los casos, han tenido que sufrir la pérdida de un ser amado en solitario y, de la otra, una "mirada de esperanza de cara al futuro, un mensaje que con responsabilidad, solidaridad y civismo, Catalunya saldrá adelante".

Un olivo y un piano de cola han presidido el escenario, donde había también una serie de luces dispuestas a escena que se han abierto durante el transcurso del acto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat