La portavoz de PSC-Units en el Parlamento, Alícia Romero, ha avisado este martes de que será difícil que el Gobierno de Pere Aragonès sea transformador y les ha advertido que no les dará ni 100 días para ejercer una oposición contundente, sino que desde el primero serán duros pero constructivos. "Conforman el Gobierno con personas diferentes, pero al fin son los mismos partidos con las mismas desconfianzas y las mismas contradicciones. Ya hemos perdido demasiado tiempo", ha indicado.

A su entender, "no es la primera vez que la CUP da apoyo a un Gobierno con sus propias contradicciones", como el futuro conseller de Economía sea Jaume Giró, muy ligado a las grandes empresas que critican los 'cupaires', ha destacado a la socialista. "No sólo la CUP, sino también ERC, ha criticado que los fondos europeos vayan dirigidos a las grandes empresas del Ibex. Y justamente ahora los gestionará en Catalunya una persona que viene de las grandes empresas del Ibex", ha añadido Romero.

 

La mesa de diálogo

Por otra parte, la portavoz parlamentaria ha instado a todos los partidos a participar en la mesa de diálogo catalana que propugnan los socialistas para consensuar qué posiciones tiene que defender el Gobierno en la interlocución con el Estado. Romero ha urgido el nuevo presidente de la Generalitat, el republicano Pere Aragonès, a activar las conversaciones de "puertas adentro", entre los diferentes grupos catalanes, para complementar la mesa de diálogo con el Estado, que también considera que se tiene que reunir "el más bien posible".

El PSC ya impulsó durante la pasada legislatura una mesa de partidos catalanes, en la cual no participaron Ciudadanos, PPC y CUP, y que se reunió varias veces sin conseguir ningún resultado, según Romero, porque algunos de los participantes no se la creyeron. "Todos los partidos tendrían que formar parte de una mesa de diálogo. Si realmente lo que queremos es que los catalanes nos reencontramos y buscar lo que nos une en vez de lo que nos separa, tenemos que estar sentados en la misma mesa. Si no, al final daremos argumentos a los que de verdad quieren separarnos. Y creo que Cs, PPC y CUP tendrían que hacer el esfuerzo de estar", ha dicho.

La portavoz del grupo PSC-Units ha considerado que, tanto en la mesa de diálogo que piden entre partidos catalanes como en la que ya existe con el Estado, el diálogo tiene que ser "honesto" y "sin prejuicios". "Hay margen para acordar y ceder", ha defendido.

En este sentido, ha puesto a la comisión de reconstrucción que se creó a finales de la pasada legislatura con motivo de la Covid-19 como un ejemplo de la capacidad de los partidos catalanes para llegar a grandes acuerdos cuándo se lo proponen.

El desahucio de esta mañana

Preguntada por el desahucio del bloque Llavors de Barcelona, con antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, Romero ha acusado a los gobiernos independentistas de los últimos años de no haber promovido "ninguna respuesta seria en favor de la vivienda y para que no se permitan situaciones como esta".

"Ahora es muy fácil quejarse y ponerse al lado de los vulnerables. Cuando te tienes que poner en la lado de los vulnerables es cuando gobiernas", ha añadido Romero, que ha asegurado que la Generalitat ha suspendido de forma estrepitosa en el ámbito de la vivienda.

Imagen principal: La portavoz del PSC, Alicia Romero / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat