El Vicesecretario de Organización del Partit Popular, Fernando Martínez Maíllo, ha explicado esta tarde en los pasillos del Congreso que abrirá un expediente informativo a Rita Barberá y al resto del partido en Valencia que esté imputado o relacionado en el sumario de blanqueo de dinero a través de donaciones al partido. Maillo también ha asegurado que esta decisión ha sido tomada esta mañana y que así se le ha comunicado a la exalcaldesa de Valencia.

Esta información llega después de que varios líderes del Partit Popular ya hayan criticado que las explicaciones que esta mañana ha dado la exalcaldesa de la Valencia no son "insuficientes". "A mí no me han gustado nada y creo que no han solucionado nada", ha lamentado el vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, a quien se le ha sumado el vicesecretario de Comunicación del partido,Pablo Casado, que ha anhelado "más explicaciones". "Nos hemos quedado con ganas de más", ha sentenciado, "si da más explicaciones, mejor". Tanto Maroto como Casado forman parte del ala más joven del partido y son los que quieren personificar la renovación del PP.

Sin embargo, el presidente español en funciones, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta del ejecutivo estatal, Soraya Sáenz de Santamaría, sí que le ha dado apoyo y han valorado que Barberá se muestre dispuesta a declarar ante el juez. "Es un paso muy importante", ha felicitado Rajoy, que ha reconocido que este paso lo ha dejado "tranquilo". "Son los tribunales los que tienen que decidir", ha concluido.

Barberá defiende su inocencia

En una rueda de prensa para justificar su inocencia en el caso Tabla y para desvincularse de las llamadas telefónicas que lo implican en la presunta trama de corrupción. La senadora ha dicho que quien acusa "tiene que presentar pruebas, no deducciones ni suposiciones", ni tampoco, ha dicho, "pinchazos telefónicos citando terceras personas".

Sin embargo, Rita Barberá ha aceptado comparecer voluntariamente en los juzgados para dar explicaciones sobre su implicación en el caso. Barberá declarará voluntariamente en un plazo de 20 días ante el juez encargado del caso Imelsa por su presunta implicación en un caso de blanqueo en el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento. Así, Barberá acepta el ofrecimiento del titular del juzgado de instrucción número 18 de Valencia antes de enviar la causa al Tribunal Supremo para interrogarla como investigada en calidad de aforada.

Este anuncio de la exalcaldesa llega después de que se levantara el secreto de sumario y salieran a la luz unas conversaciones telefónicas que la implican directamente en el caso, cosa que añade apoyo a la tesis de la fiscalía y la policía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat