El conflicto institucional entre el Congreso de los Diputados, y el gobierno en funciones de Mariano Rajoy podría estar cerca. El portavoz de la comisión de Defensa, Germanán Rodríguez, ha explicado que no tenía constancia de que el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, vaya a comparecer a las 10 horas en la reunión del órgano, aunque le han enviado la petición y esperan que lo haga. Ahora bien, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luís Ayllón, ya anunció que no lo haría. La tesis del ejecutivo es que "si no hay actividad política, no se tiene que rendir cuentas" ante la cámara. La no asistencia es la premisa que el portavoz socialista, Antonio Hernando, ha puesto para tramitar la causa ante el Tribunal Constitucional.

Según Ayllón, el Gobierno "no puede", ni "tendría" por qué comparecer, en virtud de un informe elaborado por los servicios jurídicos del Estado. Sin embargo, según Rodríguez, "esto es un intento de blindar a Rajoy y de que no dé explicaciones". Es decir, que el hecho de que asistiera al ministro podría sentar un precedente para poder pedir explicaciones de por qué el ejecutivo no se quiere someter tampoco a una sesión de control ante el Congreso. A estos efectos, el portavoz de Defensa quiere que Morenés rinda cuentas sobre las operaciones que está llevando a cabo la OTAN en el extranjero. Además, ha asegurado que si no lo hace a las 10 horas, como está previsto, solicitarán "que la mesa de la comisión eleve el hecho a la mesa del Congreso para que tome las medidas oportunas".

Hernando ya había dicho que existe una mayoría "suficiente" para que el pleno del Congreso vote a favor de tramitar esta petición ante el Tribunal Constitucional. Aun así, indicó que sería un proceso "largo", al par que algunas voces aseguran que para cuando estuviera procesada la causa, el Gobierno ya no estaría en funciones. La insistencia de la cámara es de recibir información sobre la actividad del Gobierno, a la vez que controlarlo.

Patxi, "precampaña"

El presidente del Congreso, Patxi López, ha enviado una carta a la vicepresidenta en funciones del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, pidiéndole que el ejecutivo comparezca ante el Parlamento español. Santamaría ha respondido, y le ha pedido que "reflexione" porque cree que se pretende convertir a la cámara en un lugar para hacer "precampaña". La diputada del PP cree que es "muy coherente" la posición del ejecutivo de Mariano Rajoy y no parece tener intención de cambiarla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat