Con el voto de los 9 diputados de la CUP en el bolsillo para que Pere Aragonès sea president, Esquerra Republicana se siente reforzada para redoblar la presión a Junts per Catalunya. La cúpula republicana confiaba en que las bases anticapitalistas darían luz verde a la investidura, pero vista la experiencia del pasado y los posicionamientos públicos de algunas organizaciones cupaires en las horas previas a la asamblea, no las tenían todas. El anuncio del aval ha dado alas a ERC. Tanto es así que instantes después de hacerse público, la portavoz Marta Vilalta ha comparecido para volver a apretar a Junts.

"No hay ningún punto en concreto que sea insalvable y que ahora mismo impida hacer posibles a la mayoría de 74 diputados", ha subrayado. La dirigente republicana ha celebrado el veredicto de la CUP y ha prometido que su partido trabajará "para mejorar y ampliar" el acuerdo, tal como ha reclamado la militancia cupaire. Según ha explicado, el documento sellado entre las dos fuerzas "es un punto de inicio para desarrollar un programa de gobierno".

 

El encaje de Junts en el acuerdo con la CUP

El trabajo, en las próximas horas, será convencer a Junts para que compre los puntos acordados con la CUP. Eulàlia Reguant ya ha advertido de que si se modifica la esencia del documento pactado, el apoyo de los anticapitalistas a Aragonès puede saltar por los aires.

A menos de 24 horas para el inicio del debate de investidura, el candidato de ERC sabe que cuenta con 42 votos a favor, lejos todavía de los 68 necesarios para ser ungido en la primera votación. El equipo negociador de ERC, formado por Sabrià, Vilalta, Jové y Vilagrà, trabaja a toda máquina para arrastrar a los 32 diputados de Junts hacia el sí. "Lo seguiremos intentando, podemos ser 74". Hoy por hoy, sin embargo, y según explican fuentes de la formación de Puigdemont, lo más probable es que se abstengan, conduciendo a Aragonès a una primera investidura fallida.

En las últimas horas, ERC ha trasladado a Junts una propuesta concreta sobre uno de los puntos principales que obstaculiza el acuerdo, el Consell per la República. El documento va en la línea de lo que ya avanzó ElNacional.cat, este lunes. Apuesta por ampliar la participación de todos los partidos independentistas en el ente presidido por Carles Puigdemont y encomendarle la tarea de internacionalizar la causa catalana y ganar aliados en Europa.

En la imagen principal, Marta Vilata comparece en el atril del Parlament. / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat