Un ebrense ha empezado a caminar este domingo los 1.300 kilómetros que separan Cervera de la Marenda (Catalunya Nord) de Waterloo. La intención de Rai López es cubrir esta distancia mientras recoge firmas en favor del derecho a la autodeterminación.

Camí per la República es el nombre del proyecto y López se muestra convencido de que recibirá apoyos en todos los pueblos en que se detenga.

Al joven lo acompaña un equipo que lo irá siguiendo durante todo el trayecto y lleva una urna a modo de mochila, donde recoge todas las firmas de apoyo que recibe.

La última, espera López, será la de Carles Puigdemont cuando lo reciba dentro de un mes en Waterloo. Una vez allí, el impulsor de la iniciativa registrará las firmas en el Parlamento Europeo, del que espera una respuesta oficial.

Rai López espera encontrarse con Carles Puigdemont en un mes. El objetivo es que López pueda dar la papeleta que reclama el derecho a la autodeterminación y que el president en el exilio firmará, después de caminar 1.300 kilómetros. El propulsor de la iniciativa espera que sea la última antes de entregarlas al Parlamento Europeo. 

Aunque es de les Terres de l'Ebre, López explica que no ha querido empezar a caminar desde el sur de Catalunya porque su intención es "internacionalizar y mostrar la causa" a través de Francia. De hecho, espera que mucha gente firme y dé apoyo al derecho a la autodeterminación de Catalunya. "Vamos con muchas ganas y la verdad es que estamos sobrepasados por el soporte que hemos recibido", señala.

De hecho, López está "convencido" de que cada día más personas se añadirán a su causa. Este domingo han sido cerca de una veintena de personas las que han salido con el promotor de la iniciativa desde la estación de Cervera de la Marenda en Catalunya Nord. "Creemos que el primer tramo hasta Banyuls puede ser el más duro de todos, pero vamos con muchas ganas", afirma.

Financiación popular

Durante estos días, López y el resto de personas que lo acompañen durante los tramos dormirán en lugares habilitados por activistas y particulares que dan apoyo a la causa. Este domingo, una vez acabados los primeros 30 kilómetros, dormirán en Argelers.

"La verdad es que estamos muy contentos con la gente que nos ha dado apoyo. Franceses que no tienen nada que ver con la independencia que nos ayudan, además de entidades y empresas que nos dan todo lo que nos hace falta", observación López.

Promoción de la no violencia

Todo el trayecto tiene que servir, explica López, para internacionalizar la causa catalana "en todos los sentidos". "Eso también significa que explicamos que no somos violentos ni conflictivos, es una cuestión imprescindible", señala López.

En este sentido, el promotor de la iniciativa pide al Govern que los ayude a promocionar y dar a conocer sus intenciones a las autoridades francesas. "Sabemos que hay problemas con los Chalecos Amarillos, pero estamos convencidos de que se entenderá y la policía francesa no nos pondrá dificultades", ha dicho.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat