Luna Reyes, voluntaria de Cruz Roja, y un joven anónimo senegalés de quien no se conoce su identidad, han protagonizado una de las imágenes más conmovedoras de la crisis migratoria que se ha vivido estos días en Ceuta. La fotografía y la secuencia completa ha dado la vuelta al mundo: la desesperación de un joven después de llegar a la playa del Tarajal y el abrazo durante unos minutos que se hicieron ambos en la arena. La misma Luna reitera que está impactada por todo ello: "Tan sólo di un abrazo, insiste".

A pesar de admitir que lo que vivió, fue muy duro: "Recuerdo los ojos rojos del chico, me miraba como si nunca hubiera visto a una persona, como si fuera la primera vez que saliera a la calle desesperada. El hecho de abrazarme era como su salvavidas para él", en declaraciones a TVE.

Esta joven voluntaria explica que se siente culpable por no impedir que el chico fuera devuelto al otro lado de la frontera y no tuvo tiempo de saber si se encontraba en una situación de especial vulnerabilidad que hubiera podido impedir a las autoridades llevárselo: "Hubo un momento que se empezó a tirar piedras contra la cabeza porque veía que los estaban devolviendo a todos y se quería matar. Después lo inmovilizamos con otro militar para que se calmara pero seguía llorando y le dimos agua". Le pidieron a la misma chica que se lo llevara porque admite que con ella "parecía que el senegalés se sentía más seguro y tranquilo". Pero finalmente, le perdió la pista.

Luna tiene 20 años, estudia Integración social y realiza sus prácticas en Ceuta. En estos momentos, las autoridades de Marruecos vuelven a controlar la frontera y es al lado de este país donde se han trasladado los disturbios. Más de 5.000 migrantes han sido deportados después de intentar cruzar la frontera con Ceuta.

La respuesta del racismo

La joven voluntaria admite que se siente "abrumada" por las respuestas pero también "amenazada e insultada" por la ultraderecha y el racismo más extremo. El último ejemplo lo encontramos con Rocío Monasterio, la última candidata de Vox en las elecciones de la Comunidad de Madrid: "Lo que pienso es que Luna está cumpliendo con su obligación pero los medios de comunicación tienen que tener en cuenta a la hora de explicar las cosas", en declaraciones a Telemadrid.

Monaterio insiste: "Pero si no queremos que eso siga pasando, nos tenemos que oponer a la inmigración ilegal porque con los discursos progres nos envían 10.000 personas, víctimas como este chico, que han sido utilizadas como armas bélicas". El líder de Vox, Santiago Abascal ha tildado a estas personas "de invasores" y pide "alzar un muro gigante".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat