Aunque el llamado 'efecto Illa' cambió la campaña, ahora, a medida que pasan los días, ya empieza a perder efecto. Además, la propuesta que la candidata de JxCat, Laura Borràs, soltó ayer ha contribuido que el foco electoral cambie de partido. Borràs aseguró que si el independentismo obtenía más del 50% de los votos se reactivaría de declaración de independencia del 27-O.

Este domingo, el número 3 de la formación, Joan Canadell, ha dado algunas claves sobre qué hará falta que pase en las elecciones del 14-F y los días que seguirán para que eso se termine materializando. Y lo ha hecho, fiel a su espíritu de independiente, respondiendo algunos usuarios enTwitter.

"Para hacer la independencia en la próxima legislatura hay condicionantes, que después no tengamos desilusiones", ha advertido. El primero, "prácticamente indispensable", ha dicho, es que el independentismo gane con el 50% de los votos más a uno. El segundo, "que haya 68 diputados dispuestos a activar la declaración de independencia, sólo con Junts no llegaremos", ha alertado. Y el tercer condicionante que ha dejado ir: "Que la sociedad civil la defienda".

Preguntado directamente sobre el papel que jugará ERC en toda esta estrategia, Canadell no se ha mordido la lengua. "Si ganamos con diferencia no tendrán más remedio que sumar", ha dicho añadiendo que, sino, "espero que" las bases se acaben "sublevando".

También ha vaticinado que en este hipotético escenario en que los republicanos quedaran por debajo de los de Puigdemont, si el partido no cede a la estrategia de JxCat, acabarían perdiendo "mucho más" en las próximas elecciones que se celebraran. Canadell, sin embargo, ha alertado de que si las dos formaciones obtienen un resultado similar, "como dicen las encuestas", "costará más...".

¿Qué dicen ERC y la CUP sobre la DUI?

Los dos partidos han reaccionado con escepticismo y desgana a la propuesta de Borràs. La consellera de Agricultura y cabeza de lista de ERC por Girona, Teresa Jordà, ha calificado la propuesta de "falsa promesa" y ha utilizado una famosa frase del president Pujol para rechazarla: "No toca".

Más sutiles han sido la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y el vicepresidente del Govern y candidato de los republicanos, Pere Aragonès. "No nos podemos engañar", ha dicho Rovira instando al independentismo a "consensuar una estrategia y marcarse un objetivo". Aragonès, por su parte, ha señalado que "la República no es una cuestión retórica, de declaraciones, es cuestión de hacerla. Y se hace sumando mayorías como el 1-O y el 3-O, se hace ganando una vez y otra con el 50% de los votos".

Por parte de la CUP, su cabeza de lista por Lleida, Pau Juvillà, ha remarcado que hace falta "mucha más fuerza" para dar un nuevo impulso al procés. También ha pedido un plan "concreto, realista" y que se haga "con mucha más gente".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat